AHEC presenta su nueva estrategia medioambiental

Tras 20 años de promoción del uso de la madera de frondosas americanas en todo el mundo, AHEC (American Hardwood Export Council) anuncia la realización del mayor Análisis de Ciclo de Vida en el sector internacional de la madera de frondosas.

 

AHEC presentó hoy viernes en Segovia ante los medios de comunicación su estrategia medioambiental de aquí a cinco años. La American Hardwood Export Council persigue un sistema efectivo que demuestre el impacto positivo del uso de la madera de frondosas estadounidenses en la arquitectura y el interiorismo.

 

El bosque templado de Estados Unidos está incrementando sus existencias de madera (aumenta en 884 millones de metros cúbicos anuales, lo que serviría para fabricar 38 millones de viviendas cada año). «Pero la percepción social es que la madera es escasa -afirma Mike Snow, director general de AHEC-. Disponemos de un recurso sostenible que crece mucho y rápidamente, pero emocionalmente las personas sufren si ven talar un solo árbol». Por ello, la American Hardwood Export Council ha diseñado una nueva estrategia medioambiental para comunicar esta realidad.

 

«El arquitecto está abrumado de información, y los sistemas de certificación no son una herramienta suficiente para convencerle de que la madera de frondosas es un recurso que encaja perfectamente con el nuevo modo de vida sostenible que se impone en todos los ámbitos de mercado -opina David Venables, director europeo de AHEC-. Nosotros vamos a proporcionarle datos contrastados y verificados científicamente para que no tenga duda sobre la legalidad y sostenibilidad de nuestra madera».

 

Consciente de las enormes posibilidades y beneficios medioambientales de su recurso, la American Hardwood Export Council desea comunicarlo a arquitectos y diseñadores, «existen numerosas especies que se adaptan a sus inquietudes y necesidades -añade Venables-.»

 

AHEC ha encargado a una entidad independiente un estudio para demostrar que la explotación de las frondosas americanas es legal. La Ley Lacey, garante para sacar del mercado la madera ilegal, reforzará la credibilidad de este estudio. «Lo importante no es certificar, sino inventariar -exclama David Venables-. Nosotros demostramos que la masa forestal aumenta cada año».

 

Además de demostrar legalidad y sostenibilidad de su materia prima, AHEC se propone subcontratar a expertos la realización de análisis de los ciclos de vida de numerosos productos fabricados con su materia prima; desde la extracción de la madera hasta que llegan al consumidor, pasando por su transporte, manipulación, mecanización, embalaje, etc., desembocando en lo que será una declaración ambiental de producto (EPD) para cada uno de ellos.

 

«Nuestra industria cuida el bosque, porque es la fuente de su materia prima -concluye el director europeo de la American Hardwood Export Council-. El mercado percibe que le ofrecemos un recurso legal y sostenible, pero queremos ofrecer información clara e incontestable al prescriptor: La madera de frondosas estadounidenses es una solución creíble para reducir el impacto ambiental».