Almacenes temporales para la industria maderera

Permiten conseguir una mejor gestión y manejo de las mercancías, desde que acceden al almacén hasta que lo abandonan.

La industria maderera trabaja con un gran volumen de material de forma anual. Cubre aproximadamente el 2,2% del total de la producción de España y se calcula que acoge alrededor de 26.000 empresas.

Uno de los grandes retos a los que se enfrenta esta industria es el almacenaje, dificultado por el gran tamaño de los productos. Estamos hablando de mercancías muy voluminosas que no podrían entrar en cualquier parte. De ahí que invierta tanto en almacenes temporales en donde cada pieza pueda estar segura, en buenas condiciones, y preparada para cuando tenga que transportarse.

De la misma forma, también se necesita que en estos almacenes exista la maquinaria adecuada para gestionar el desplazamiento y organización. Deben ser máquinas de calidad, que garanticen la máxima seguridad y eficiencia.

En este artículo vamos a ver algunas de las soluciones que se suelen aplicar en dichos almacenes temporales:

SOLUCIONES DE ALMACENAMIENTO EN ALMACENES TEMPORALES PARA LA INDUSTRIA MADERERA

1.     Estanterías para pellets

Las estanterías para pellets están pensadas para la gestión de cargas estáticas; en otras palabras, para aquellas cargas que están mucho tiempo en un lugar.

Debido al gran peso que tienen que soportar, estas estanterías son muy seguras y robustas.

Dependiendo de lo que se necesite, es posible encontrar hasta 5 pisos de estructura en donde se acumulan los pellets. Esto es muy ventajoso para la industria maderera, ya que supone un ahorro de espacio considerable.

En cuanto al material de diseño, hay muchos tiempos. No obstante, el más habitual teniendo en cuenta su alta resistencia son los perfiles en acero laminado.

2.     Estanterías cantiléver

Las estanterías cantiléver son muy solicitadas dentro de esta industria debido a las grandes ventajas que aporta. Por ejemplo, son muy resistentes, permiten ser montadas con mucha facilidad y son muy versátiles a la hora de modificar el volumen y el tipo de carga.

Pero la que sin duda es su ventaja por excelencia es la flexibilidad. Estas estanterías permiten el apoyo de la carga en tantos brazos como se requiera, evitando así que la madera pueda sufrir algún tipo de daño.

Permite tener almacenado el material en perfectas condiciones, incluso aunque vaya a estar mucho tiempo parado.

3.     Plataformas de estanterías

Una tercera opción muy interesante que también encontraremos en los almacenes temporales son las plataformas de estanterías. Estas soluciones son muy versátiles y tienen prestaciones muy variadas (como podrían ser escaleras u otras zonas de acceso sencillas, u óptimas condiciones de iluminación).

Los usos de estos espacios pueden ser muy variados: podríamos estar hablando de áreas pensadas para la preparación de pedidos, para almacenamiento, o lugares que se utilicen únicamente para la exhibición de productos.

En definitiva, los almacenes temporales son fundamentales para la industria maderera, hasta el punto de que si no existiesen se vería comprometida la actividad de dicha industria. Las soluciones que hemos visto a lo largo del artículo permiten conseguir una mejor gestión y manejo de las mercancías, desde que acceden al almacén hasta que lo abandonan.