Canadá y España exploran vías de colaboración en el sector de la bioeconomía

El encuentro virtual hispano-canadiense congregó a 114 asistentes tanto del sector privado como del público.

El encuentro virtual hispano-canadiense sobre innovación y oportunidades en el sector de la bioeconomía, que tuvo lugar los días 16, 17 y 18 de noviembre organizado por Embajada de Canadá en España, concluyó con éxito: 114 asistentes tanto del sector privado como del público, además, la plataforma “b2b” puesta a disposición de entidades y empresas de ambos países registró 18 entidades españolas y 9 canadienses.

“El foro es una primera toma de contacto entre ambos países, la apuesta de la Unión Europea, España y Canadá por la recuperación verde y la bioeconomía son sin duda elementos tractores para aumentar las colaboraciones entre Canadá y España. Desde la Embajada, consideramos el foro como un acercamiento importante para seguir trabajando en un proyecto de largo plazo”, comenta Eugenia Pérez, agregada comercial de la Embajada de Canadá en España.

Los encuentros “b2b” han concluido con un buen intercambio de perspectivas entre entidades de Canadá y España, que auguran un aumento de la colaboración en el sector de la bioeconomía, principalmente ligado a las convocatorias de proyectos de innovación europeas e internacionales. Entre los encuentros empresariales mantenidos han predominado los subsectores de la bioenergía, la consultoría medioambiental y la gestión forestal.

Canadá es un gigante de la producción forestal: es el segundo país con más superficie de bosque del mundo, con 347 millones de hectáreas, y el primero en gestión forestal sostenible, con cerca de la mitad de la superficie certificada por organismos independientes (166 millones de hectáreas). La estrategia de bioeconomía de Canadá parte de la propia industria. El consorcio que forma Biodesign Canada, incluye grupos de la industria química híbrida (Innovación Bioindustrial Canadá); biotecnología industrial (BIOTECanada); comercialización de tecnología agrícola (BioEnterprise); la calidad de la biomasa (Biomass Quality Network); y centros para la diversificación y la productividad del monte (Centro de Investigación e Innovación en la Bioeconomía (CRIBE).

El Foro estuvo dividido en tres sesiones, siendo la primera de ellas de carácter preparatorio y estando destinada a entidades canadienses. Penélope Vlandas, Policy Officer de la Comisión Europea y Manuel Láinez, consultor especialista en bioeconomía dieron a los y las participantes canadienses una visión del ecosistema europeo y español de bioeconomía. Las ponencias de esta primera jornada dieron especial relevancia al estudio realizado por el Joint Research Centre de la Comisión Europea, y al Pacto Verde Europeo.

Las dos sesiones centrales del foro, los días 17 y 18 de noviembre, estuvieron dedicadas al sector público y al sector privado, respectivamente.

La jornada del día 17 comenzó con una serie de intervenciones institucionales. Tanto la Embajadora de Canadá ante España, Wendy Drukier, como la Directora General de Innovación, Teresa Riesgo, destacaron los numerosos puntos en común de ambos países en cuanto a prioridades y colaboraciones en innovación y desarrollo.

Jeff Biggs, Director del Servicio Forestal Canadiense, destacó la relevancia de la construcción con madera y el papel que el monte juega en Canadá en la inclusión de comunidades indígenas.
Además, señaló la relevancia de incrementar y mejorar la comunicación que se hace desde el sector forestal para aumentar y mejorar la percepción social.

La sesión continuó con un panel centrado en innovación que contó con la presencia de Brett Maxwell, del Ministerio de Agricultura y alimentación canadiense, que expuso cuáles son las prioridades actuales y futuras, incluyendo en la ecuación al biogás y los plásticos biodegradables. Manuel Sánchez de FECYT hizo un recorrido por los proyectos ERA-Net y en concreto el emblemático Forest Value que ha contado con participación canadiense y española en convocatorias precedentes.

El día 17 se cerró con un debate entre gobiernos regionales españoles, moderado por Ronnie Hayes, Asesor Senior para bio-industrias del Gobierno de Canadá. Navarra, Galicia, Castilla León y País Vasco compartieron sus planes de bioeconomía y desarrollo regional, destacando siempre el papel esencial de la industria y el sector privado; así como la integración de las distintas cadenas de valor.

La jornada centrada en el sector privado, el día 18 de noviembre, comenzó con la presentación de Ana Ruiz, de la iniciativa europea Bio-Based Industries Joint Undertaking, BBI-JU. Ana repasó las grandes cifras del programa y anunció el programa sucesor, Circular Bio-based Europe Joint Undertaking (CBE JU), que seguirá la misma dinámica que el actual programa con mayor foco en la comunicación. Además, se espera que la próxima convocatoria de proyectos sea en primavera del año próximo.

El siguiente panel presentaba la bioeconomía de ambos países desde la visión del sector privado, Meaghan Seagrave, directora ejecutiva de BioNB, hizo un repaso por la estrategia de bioeconomía de Canadá y ese peculiar enfoque industrial que en gran medida contribuye al desarrollo de la bioeconomía en el país.

Javier García-Jaca, director de proyectos del departamento de tecnologías de construcción en Tecnalia, comentó las peculiaridades del proyecto europeo Basajaun, y el desarrollo del “wood4bauhaus”.

El panel lo cerró José Manuel González, director de la Delegación española del Clúster 6 de Horizon Europe de CDTI. En su entrevista, José Manuel aportó cifras sobre la espectacular participación española en H2020 y en la iniciativa BBI-JU, y repasó las prioridades para el futuro Horizon Europe y el programa sucesor del BBI-JU: la valorización de distintos tipos de biomasa, la seguridad alimentaria y la gestión del suelo, el uso de nuevas tecnologías y la digitalización van a ser áreas clave en estas nuevas convocatorias.

El debate final del día 18 y de cierre del foro contó con la participación de entidades del sector privado muy activas en la bioeconomía en ambos países. Poniendo el énfasis en la necesidad de llegar a las industrias receptoras para superar las actuales barreras a la comercialización de bioproductos, los panelistas debatieron sobre la importancia de la sostenibilidad en la gestión de recursos y el necesario apoyo público para lograr un impulso de la bioeconomía en ambos países.

La mesa, moderada por Eduardo Rojas Briales, nombrado recientemente nuevo presidente de PEFC International, estaba configurada por Meaghan Seagrave (directora ejecutiva de BioNB), Javier Gil (director del departamento de biomasa de CENER), Jordi Borrás (director de exportación de Cogelsa), Chris Walton (director ejecutivo de CRIBE, Centre for Research & innovation in the bio-economy) , Mahima Sharma (Directora de medioambiente, innovación y regulación de aserraderos de la Asociación de productos forestales de Canadá, FPAC), Tina Rasmussen (directora de desarrollo corporativo de MLTC INDUSTRIAL INVESTMENTS, el brazo operativo para el Desarrollo Económico del Consejo Tribal de Meadow Lake) y Javier García Jaca (Director de proyectos del área de tecnologías de construcción de TECNALIA).