CETIM muestra el potencial innovador de la biorrefinería de la madera

Con más 40M€ de inversión movilizada en una decena de aplicaciones verificadas.

Espumas de poliuretano para asientos de automóviles, productos de limpieza, paneles aislantes para la construcción, aditivos para tuberías, estabilizantes para suelos forestales, mezclas asfálticas sostenibles, tejidos basados en fibras textiles de fuentes naturales, nanocompuestos para baterías de alta densidad energética o biocomposites en materiales lignocelulósicos para su aplicación en ánodos de baterías ion-Li…

Esta decena de nuevas aplicaciones industriales para sectores tan diversos tienen un nexo en común. Todas incluyen en su composición derivados madereros para ofrecer una alternativa más sostenible a su versión convencional y mejorar su rendimiento a través de soluciones avanzadas de economía circular. Como valor añadido, cada investigación se realiza a escala piloto para optimizarla y validar su viabilidad a escala industrial.

Tal y como ha señalado la ONU con motivo del Día Internacional de los Bosques, “es vital consumir y producir maderas de una forma más amigable con el medio ambiente, por el planeta y sus habitantes. Especialmente teniendo en cuenta que se trata de un recurso fácilmente renovable si realizamos una gestión sostenible de los bosques”. En este camino fluye CETIM desde hace ya una década.

Desde su fundación, el centro tecnológico ha apostado por la investigación orientada hacia los materiales naturales y sostenibles acumulando un gran conocimiento en química de la madera mediante aplicación de modelos de biorrefinería e I+D+i a partir de lignina, celulosa y hemicelulosa.

Su objetivo es proporcionar al mercado biosoluciones de alto valor añadido como nanofibras, surfactantes, coatings, biopolímeros, aditivos, papel, plastificantes o estabilizantes de suelos forestales,… obtenidas todas a partir de la valorización de derivados de la madera.

Más de 40M€ de inversión total movilizada y la colaboración directa en proyectos de I+D+i de medio centenar de empresas de todos los tamaños, desde pymes a grandes corporaciones, avalan esta apuesta estratégica.

De hecho, la idea del proyecto Emulcell “Mezclas bituminosas en frío aditivadas con nanocelulosa” (biopavimento alternativo al asfalto convencional), ganador del I Certamen de materiales innovadores de la GAIN, surgió de los conocimientos acumulados por CETIM en materiales lignocelulósicos y de construcción sostenible.

LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN

Con el objetivo de sacarle el máximo partido a los subproductos y residuos de la madera, CETIM colabora directamente con industrias del sector forestal y maderero de Galicia y España para optimizar sus procesos y productos comerciales.

Una de las líneas de investigación se focaliza en el estudio de pretratamientos físico-químicos y biotecnológicos para astillas de madera y madera desfibrada para mejorar el procesado y la calidad del producto final. Asimismo, también se centran en reaprovechar las subcorrientes de procesos industriales y residuos.

Por otro lado, con el objetivo de mejorar el rendimiento de los productos con base madera, los investigadores de CETIM realizan estudios de coatings, retardantes de llama, captadores de formol, etc. para tableros y otros productos, así como ensayos de resistencia mecánica, resistencia a fuego o envejecimiento acelerado y corrosión, entre otros.

Mano a mano con la industria, también ha sido capaz de innovar en digitalización del sector implementando gemelos digitales y blockchain. Los primeros están pensados para la monitorización de instalaciones, procesos y análisis de biomasa forestal. La tecnología del blockchain se aplica en la securización y trazabilidad integral de la cadena de suministro de la madera y de la obtención de papel con certificación FSC y PEFC, productos ecológicos o de proximidad.

PROTEGER LOS SUMIDEROS DE CARBONO

Desde 2013, cada 21 de marzo, se celebra el Día Mundial de la Madera coincidiendo con el Día Internacional de los Bosques. El lema elegido este año por la ONU (Organización de las Naciones Unidas) es “Bosques: consumo y producción sostenibles”, alineado con el ODS 12 Consumo y producción sostenibles de la Agenda 2030.

En general, con esta efeméride ambiental se persigue, por una parte, poner en valor este recurso natural como un biomaterial ecológico y renovable. Por otra parte, concienciar a la población sobre el papel clave que desempeña la madera a través de la biodiversidad y la conservación de los bosques, uno de los pulmones del Planeta fundamentales para mitigar el cambio climático por su capacidad para absorber CO2.