Editado el catálogo de la exposición «Los Diálogos de la Curva», de Jorge Palacios

A la exhibición de esculturas de madera en la vía pública de Toledo se sumó en 2011 la exposición en Fundación Canal con Warhol, Tinguely o Baldessari, entre otros proyectos.

Desde el 25 de marzo y hasta el pasado mes de agosto las calles de Toledo acogieron la exposición «Los diálogos de la curva», del escultor Jorge Palacios.

Las esculturas, realizadas en madera de teca, se instalaron al aire libre de forma paulatina en distintos enclaves de la Ciudad Imperial como la Puerta de Bisagra, la Puerta del Sol, el Museo de Santa Cruz y dentro del Palacio de Fuensalida.

Cada una las obras que conformaban esta exposición estaban concebidas para establecer un diálogo con el entorno que las rodeaba, algo fundamental para Palacios, quien seleccionó cada uno de los emplazamientos teniendo en cuenta sus singularidades, con el objetivo de potenciar la interacción entre el arte contemporáneo y estos entornos urbanos de la ciudad de Toledo.

 

«Los diálogos de la curva tomó como vehículo transmisor a la ciudad de Toledo para establecer esta comunicación no verbal entre el arte contemporáneo y una ciudad Patrimonio de la Humanidad, creando una interacción libre -indica María Ángeles García, ex Consejera de Educación, Ciencia y Cultura en la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha-.»

 

«La de Jorge Palacios es una escultura de gesto elocuente -apunta Anatxu Zabalbeascoa, periodista e historiadora especializada en arquitectura que trabaja como crítica para el diario El País-. En singular: un único gesto por pieza. Y es el resultado de un esfuerzo físico. De una resta extrema que le lleva a romper máquinas hasta quedarse con lo irreductible, lo significante, lo que si no está deja de ser.»