“El aprovechamiento de la madera local en el País Vasco es del 70%”

Oskar Azkárate, Director General de BASKEGUR.

MADERA SOSTENIBLE ha entrevistado a Oskar Azkárate, Director General de BASKEGUR; organismo que engloba a toda la cadena de valor forestal madera de Euskadi; desde los propietarios forestales hasta todas las diferentes industrias de la madera.

¿Cómo ha vivido el sector de la madera en Euskadi los meses de pandemia?

Han sido meses muy intensos, y las consecuencias en el sector se han producido de manera desigual. En función también de cómo evolucionaban la pandemia y las restricciones, nos hemos tenido que adecuar a la realidad de lo que esta sucediendo. En general y en base a las encuestas que hemos hecho a nuestros socios, la pandemia ha afectado a nuestro sector, aunque no tanto como a otros sectores (automoción, aeronáutica…).

La actividad del sector forestal y de primera transformación de la madera son consideradas como esenciales. Por ello, mientras otros sectores han parado, el nuestro no ha parado. Embalaje industrial o bioenergía han llevado a cabo su actividad con total normalidad. Otros segmentos como carpintería o construcción, aunque sí tuvieron unas semanas de parón, después se han recuperado mucho. En particular, se ha producido un boom en la rehabilitación, porque la gente ha optado durante su confinamiento por mejorar sus viviendas: las ventanas, parquet, puertas y armarios, cocina, baño, mobiliario de hogar, etc.

La actividad del sector forestal y de primera transformación de la madera son consideradas como esenciales

Dentro de lo que cabe, BASKEGUR hace una valoración positiva de este período “de la corona”, aunque bien es verdad que ahora existe cierta incertidumbre, de cara al futuro inmediato.

¿Cómo se está viviendo en el País Vasco la situación global de escasez de materias primas y el consiguiente incremento de su coste?

A diferencia de otras comunidades, nosotros hacemos un consumo de la madera local muy importante. Del cien por cien de la madera utilizada por nuestra industria, el 70% proviene del propio territorio. Sí nos afecta y mucho qué es lo que está pasando con esa madera.

Con la irrupción de la banda marrón hemos registrado una mayor movilización de la madera local, lo que ha propiciado tener una mayor disponibilidad de madera. A mayor volumen de corta, no sabíamos si la industria iba a ser capaz de absorber toda esa madera. Inicialmente hubo un descenso de los precios, pero al final se han estabilizado.

Esta coyuntura ha venido a confirmar la importancia del Pino Radiata como especie diferenciada que es muy demandada por los clientes de las empresas vascas, así como la importancia de seguir apostando por esta especie.

La industria ha sido capaz de absorber el gran volumen de madera que se ha cortado, tras la irrupción de la banda marrón en el monte

Venimos de momentos duros propiciados por la enfermedad de las bandas de las acículas en los pinos y tanto Baskegur como las administraciones vascas seguimos dando pasos adelante para luchar contra la enfermedad y poder recuperar la especie a futuro.

En Europa escasea la madera, y la tendencia es a un mayor consumo de madera. Empresas vascas están trabajando en ese mercado, cuya industria puede transformar más madera y absorber nuestro excedente de madera. Habrá que observar cómo evoluciona esta situación a medio y largo plazo, pero en estos momentos somos optimistas. Incluso esperamos un leve incremento del precio de nuestra madera.

¿Qué frutos está dando la apuesta de BASKEGUR por fomentar la bioeconomía en el País Vasco?

Uno de los grandes hitos fue la presentación de la Estrategia de Bioeconomía Circular Forestal de Euskadi. Con una gran alianza de empresas que ya estaban trabajando con proyectos y la puesta en marcha de la Red de Bio Regiones Europea: Finlandia, Alemania y el País Vasco.

Son puntos de partida muy importantes; y ya estamos trabajando para pasar de una estrategia abstracta a implementar I+D y poder desarrollar nuevos productos que sustituyan a otros derivados del petróleo. La verdadera apuesta está en que todo el sector, de manera coordinada, mediante grupos de trabajo, fomente el I+D para que las empresas y el propio sector puedan iniciar esta andadura. Algo que ya se está produciendo, poco a poco, durante estos últimos dos años. Derivados del serrín aspiran a sustituir a poliuretanos convencionales, papel kraft relevará al plástico en la agricultura, la obtención de lignina para la producción de lasures, etc. Son proyectos en fase de experimentación, que se intentará implementar en el mercado.

Trabajar con las administraciones, con el Gobierno Vasco, nos hace pensar que es posible convertir una estrategia en los primeros logros, a medio plazo.

¿En qué otros proyectos trabaja BASKEGUR, de cara al futuro inmediato, para el desarrollo y mejora continua del sector?

Son dos los grandes elementos de transformación del sector, a futuro. El ya comentado de la bioeconomía, y cómo nos posicionamos desde el punto de vista de la sostenibilidad, como alternativa a productos convencionales en la construcción y en la industria. Y otro es el de la digitalización del sector.

En el sector forestal y de la madera del País Vasco, ciertos eslabones de la cadena de valor se encuentran muy evolucionados en este sentido. Otros, no tanto. Tenemos algún eslabón muy débil, y solo con todos los eslabones fuertes haremos una cadena fuerte.

El sector aspira a ser la alternativa sostenible a muchos productos convencionales en la construcción y la industria

Al fuerte aprovechamiento del recurso propio queremos sumar la capacidad de trabajar con toda la cadena de valor: Forestal y primera y segunda transformaciones de la madera. Para ello, además de la estrategia y los proyectos que tenemos en curso con el Gobierno Vasco, estamos trabajando también a nivel europeo. Con varios proyectos Interreg Sudoe, Life y Horizon 2020 en marcha, buscando la eficiencia en la transformación de la madera en todos sus subsectores y el desarrollo de una bioeconomía, sobre la base de la digitalización.

¿Conoce y comprende la sociedad lo que estais haciendo y deseais conseguir?

En efecto, otro reto importante para BASKEGUR es la comunicación: Queremos posicionar el sector pero también poner en valor las cosas que hacemos. Explicar lo que hacemos, cómo lo hacemos y por qué lo hacemos.

En concreto, en lo que respecta a la gestión y aprovechamiento forestal, cada vez resulta más difícil llevar a cabo nuestra actividad, seguramente porque no se sabe o no se entiende cómo trabaja el sector. Queremos darnos a conocer mejor, que se comprenda lo que hacemos, y que se nos vea como una actividad sostenible, competitiva y muy ligada al sector primario. De forma directa, con los agentes, y también hacia la sociedad, mediante una campaña de divulgación, que realizaremos de la mano de las administraciones y de PEFC Euskadi.

A nivel nacional participamos en la iniciativa #PlanetaMadera, impulsada por UNEMADERA. Siempre hay que trabajar mucho en la parcela de la comunicación; dando a conocer a la gente que somos una alternativa real para enfrentarnos al cambio climático, a la despoblación en el medio rural y al reto de alcanzar una bioeconomía real, de futuro, para la humanidad.