El MAGRAMA presenta su Plan Nacional de Contingencia contra el nemátodo del pino

El plan de contingencia que el gobierno de España ha puesto en marcha está en el marco de la regulación europea al respecto.

Se trata de un plan de erradicación que data de 2006, y que en septiembre de 2012 se ha modificado para hacer extensivas las medidas al resto de los países de la UE, en caso que se detecte un nuevo foco del nematodo del pino.

 

El primer foco se detectó en otoño de 2008. Fue en el norte de Extremadura. Posteriormente, en mayo de 2010 apareció otro foco en Galicia, en la provincia de Pontevedra. En febrero de 2012, se detectó un nuevo brote en Valverde del Fresno (Extremadura); muy distante del foco anterior. Son focos con presencia del nematodo en un único pino.

 

Según informó José Antonio González Martín, Director General de Sanidad Vegetal y Forestal del Ministerio de Agricultura, en el 63 Congreso de FEFPEB (Federación Europea de Fabricantes de Palets y Embalajes de Madera), celebrado el pasado mes del octubre en Valencia, el Plan Nacional de Contingencia, que recoge las medidas a adoptar contra el nematodo de la madera del pino, abarca todo el territorio español y comporta tres líneas de actuación:

 

• Control de carretera

• Prospecciones

• Control de erradicación

 

Para cada uno de los focos existe la correspondiente área demarcada, donde se realiza una prospección sistemática de las masas forestales, de serrerías y de áreas de riesgo, tales como los alrededores de la zona infectada, viveros y, mediante controles de carretera, sobre cualquier material susceptible que procede de las zonas demarcadas. Se considera área de alto riesgo todo lo que abarca un radio de 20 kilómetros en torno a la masa forestal donde apareció el brote.

 

«España es un país forestal -señaló en Valencia José Antonio González Martín-. Tal como indica el último inventario forestal realizado, más del 53% del suelo es superficie forestal. Hablamos del orden de 28 millones de hectáreas, de las cuales más de 18 millones son arboladas; 6 de ellas de coníferas».

 

Los planes de erradicación de los brotes detectados en España se vienen realizando desde la aparición de los mismos en la Sierra de Dios Padre, Sierra de As Neves y Valverde del Fresno.

 

«La auditoría realizada en mayo de 2012 por la inspección encargada por la Comisión Europea ha verificado que las medidas de erradicación que estamos poniendo en marcha han tenido éxito -afirma el Director General de Sanidad Vegetal y Forestal del Ministerio de Agricultura-.

Evidentemente, el objetivo del programa es la erradicación del organismo, y por ello se ha procedido a la destrucción, desinfección y limpieza mediante distintos tratamientos, bajo supervisión de funcionarios especialistas y autorizados, de toda la masa forestal en un kilómetro y medio de radio, partiendo del punto de detección del foco, en las áreas de riesgo demarcadas.

 

«Los costes de inversión directa de estas acciones tan traumáticas son enormes -recordó el ponente-. Tanto los económicos como los sociales y medioambientales». La finalidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente es disminuir, en la medida de lo posible, la población del vector. Los embalajes pueden ser portadores del nematodo del pino, aunque la difusión y extensión del mismo sólo es posible si actúa un vector que lo esté moviendo, cuando ya hay un foco de infección.

 

El vector del nematodo del pino es el Monochamus galloprovincialis, cuyas condiciones de desarrollo son investigadas exhaustivamente, ya que pueden desvelar hasta dónde puede avanzar el propio nematodo, y dimensionar el alcance que podría tener su extensión en otras latitudes.

 

Entretanto, el Plan de Contingencia marca los pasos a dar en el escenario español: destrucción de la madera infectada, delimitación del área afectada, la corta preventiva y el seguimiento intensivo en las tres áreas antes reseñadas. Para lo cual se llevan invertidos 13,5 millones de euros. «El éxito cosechado en el primer foco nos da la esperanza de acertar también con los otros dos», concluyó en su presentación José Antonio González Martín.

 

El representante del MAGRAMA también explicó en el 63 Congreso FEFPEB cómo se está implementando la NIMF 15 en España, y comunicó que el registro oficial de operadores de embalajes de madera suma en la actualidad 952 empresas, disponiendo de 401 cámaras de tratamiento.