Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

El Pellet de Madera: Rey de los Biocombustibles

Una energía natural y sostenible.

MADERA SOSTENIBLE ha visitado en Guadalajara la exposición “Biomasa en tu casa”. Una exposición itinerante organizada por AVEBIOM y el IDAE de equipos, soluciones e instalaciones, enfocada a aumentar el conocimiento sobre el uso térmico de la biomasa en usuarios y consumidores de todas las edades.

La biomasa es una energía renovable, limpia y moderna procedente de diversos materiales de origen forestal, agrícola, ganadero, incluso de residuos urbanos.

Gestión Forestal Sostenible

Todos los aprovechamientos y tratamientos forestales en España tienen un plan de gestión que garantiza su repoblación, incluso muchos cuentan con certificados voluntarios reconocidos internacionalmente, que garantizan la sostenibilidad de nuestros bosques.

El uso de ramas, maderas delgadas o torcidas para biomasa permite limpiar y mejorar el estado de nuestros bosques, garantizando su futuro.

Suministro garantizado

IDAE_guadalajara_2En los bosques españoles se aprovecha actualmente el 35% de la madera acumulada, mientras que la media europea de aprovechamiento alcanza una cifra cercana al 61%.

Los precios de la biomasa se han mantenido estables en toda Europa, a pesar del gran aumento generalizado de la demanda de los últimos años.

Generando riqueza local

La madera española que utiliza la industria proveedora de la mayor parte de la biomasa procede de aprovechamientos sostenibles que cuentan con sus correspondientes permisos y planes de repoblación.

Está demostrado que el aprovechamiento sostenible de los bosques genera riqueza local, evitando su abandono y la propagación de incendios.

En los bosques españoles se aprovecha actualmente el 35% de la madera acumulada

Valorización de residuos

En España, la mayor parte de la materia prima para la fabricación de pellets son subproductos de las industrias madereras, como serrín, costeros y ramas.

Muchas fábricas de pellets en España están asociadas a aserraderos y otras industrias de madera, para aprovechar el serrín y los residuos que no se pueden usar para fabricar tablas ni otros productos de madera.

IDAE_guadalajara_3Desarrollo rural

España cuenta con más de 50 fábricas de pellet funcionando con capacidad para producir más de 1.000 millones de kilos de pellets al año, equivalentes a 500 millones de litros de gasoil.

En concreto, son 22 plantas de producción de pellet con certificación ENPLUS, otras 30 sin certificar y 12 en construcción.

Este producto, que antes incluso se desechaba, ahora genera miles de puestos de trabajo locales, y evita la compra de millones de litros de gasoil para calefacción.

Tecnología natural

El pellet se genera al comprimir serrín de madera de forma natural sin ningún otro añadido, lo que garantiza un consumo saludable. No se usan maderas tratadas ni ningún pegamento por lo que garantiza un consumo saludable. El pellet se distribuye a consumidor final o a distribuidores intermedios en varios formatos: sacos de 15kg, big-bags o granel en camiones cisterna.

Ahorro energético

Cada litro de gasoil tiene aproximadamente el mismo contenido en energía que 2 kilogramos de pellets. El precio del gasoil de calefacción en España de los últimos años fue de 0,86 €/litro, frente a 0,51 € que cuestan 2 kilogramos de pellets de madera con certificado ENPLUS suministrado a domicilio. Es decir, que usando pellets en vez de gasoil nos ahorramos en calefacción un 40% de nuestro dinero.

En España existen 22 plantas de producción de pellet con certificación ENPLUS, otras 30 sin certificar y 12 en construcción.

Astillas de madera

Además de pellets, es posible usar otros biocombustibles. Por ejemplo, las astillas de madera.

Proceden principalmente de industrias de madera como aserraderos, carpinterías, limpiezas forestales y podas.

Tienen un proceso de fabricación muy sencillo: secar, limpiar y clasificar por tamaño.

El resultado es un biocombustible barato, que requiere más espacio que otros.

Se recomienda para todo tipo de calderas industriales, calderas de uso colectivo como en una comunidad de vecinos, incluso en viviendas unifamiliares.

En 2014, el precio medio de la astilla para uso doméstico puesto en la vivienda con un camión fue de 104 euros cada tonelada.