jueves , 18 de julio de 2019

La exposición en CIS Madeira, única en España, de tarimas de madera para exterior (decking) y revestimientos de fachadas en madera (cladding), con los mejores materiales y acabados conocidos, es una prueba de la capacidad de esta industria.


Dicha exposición, que obedece a un ambicioso experimento encaminado a observar la reacción de las muestras al paso del tiempo y las inclemencias del clima, se ha complementado con la celebración en Ourense del 2º Impulso proHolz, dedicado precisamente al diseño e instalación de revestimientos y deckings de madera.

 

A continuación preguntamos a Elier Ojea, Presidente de Confemadera Galicia, quien presidió la apertura de este evento, sobre el alcance y repercusión de las mismas.

 

¿Cómo valora Vd. la celebración del 2º Impulso de proHolz en Galicia?

 

Considero fundamental apoyar este tipo de iniciativas. Uno de los objetivos de Confemadera Galicia es erigirse como portavoz del sector en la región y, por tanto, agradecemos que académicos y técnicos de alto nivel formen e informen a los profesionales de la madera sobre las tendencias e innovaciones que se registran en el mercado.

 

Es un motivo de orgullo para nuestra industria que Galicia haya sido elegida para la celebración de este evento. Bajo la coordinación de proHolz y CIS Madeira, nuestra referencia del conocimiento de la madera, profesionales implicados en el diseño, la fabricación y la colocación de tarimas y revestimientos de madera para exterior han reflexionado juntos sobre las prestaciones y dificultades que unos y otros encuentran en el desarrollo de su actividad.

 

En efecto, este evento ha demostrado que Administración, Universidad, Centro Tecnológico e Industria pueden ir de la mano buscando un fin común…

 

Tenemos que trabajar en la misma dirección, que no es otra que alcanzar la máxima calidad y durabilidad de nuestros proyectos. Y, por lo tanto, convencer a la sociedad y a las administraciones públicas de que la madera es la materia prima del futuro.

 

Desde la parcela patronal, hemos aglutinado a casi todo el sector en Confemadera Galicia, con el fin de concentrar esfuerzos hacia la consecución de los grandes retos de esta industria.

 

¿Qué papel juega el CIS Madeira en este escenario?

 

CIS Madeira es nuestra punta de lanza, el aglutinador de todos los actores y, además, el garante de que las cosas se hagan bien. Desde Confemadera Galicia apoyamos el centro tecnológico y consideramos que el CIS debe cobrar mayor protagonismo que el que ya tiene en el sector y en la sociedad civil.

 

Y el Cluster de la Madera de Galicia, ¿encaja en su modelo estructural del sector?

 

Componen Confemadera Galicia FEARMAGA (Aserradores y Rematantes), Monte Industria (Papel y Tablero), la Federación de Carpintería y Mueble y el CMA (Cluster de la Madera de Galicia).

 

El 90% de los integrantes del Cluster están también asociados a alguna de las otras organizaciones. Sus estatutos establecen la obligatoriedad de acoger empresas individuales. Y sus objetivos son también individuales.

 

En definitiva, Confemadera representa al sector, mientras que el Cluster representa a sus miembros. Si el Cluster funciona, sin duda contribuye al desarrollo del sector.

 

¿Son el decking y el cladding una oportunidad de negocio para la industria gallega de la madera?

 

Sin duda, apostar por productos de madera es apostar por la sostenibilidad de nuestra sociedad en términos medioambientales, de eficiencia energética y de generación de empleo y riqueza por todo el territorio. Aunque de nada sirve que contemos con calidad y cantidad de materia prima, si no ponemos todo nuestro empeño en hacer bien las cosas, desde el principio hasta el final. Esto es, desde el diseño hasta la colocación, pasando por la transformación de la madera y su tratamiento.

 

El trabajo bien hecho es nuestro mayor aval. Sólo así conseguiremos incrementar el uso de la madera y de sus productos, en nuevos edificios o en rehabilitaciones.

 

Galicia podría ser la llave para hacer progresar en España los revestimientos de fachadas con madera.

 

En efecto, contamos con una industria de la madera pionera en el desarrollo de productos y aplicaciones. Y nuestras empresas están llevando a cabo esfuerzos por ofrecer al mercado innovaciones; productos competitivos con altas prestaciones, que den respuesta a la creciente demanda de ahorro energético. Queremos seguir generando valor añadido y, por lo tanto, más riqueza en Galicia.

 

En este sentido, se presupone que el apoyo de la Administración es esencial…

 

La madera posee un arraigo histórico en todas las comarcas gallegas. En más de la mitad de ellas, esta industria se sitúa entre las tres primeras actividades industriales, por empleo generado. Somos conscientes de que podemos llegar a triplicar tanto el empleo como la generación de riqueza, si conseguimos que la Administración desarrolle una política comprometida con la promoción de los productos de madera, en la construcción pública, en las rehabilitaciones, etc.

 

¿En qué estado de salud se encuentra hoy el sector de la madera en Galicia?

 

En estos momentos somos uno de los sectores estratégicos de la economía gallega, con 3.500 empresas que generan más de 22.000 empleos directos y 50.000 indirectos (la mayoría en el ámbito rural), y una aportación al PIB del 3,5%.

 

Estas cifras nos sitúan como octava potencia europea forestal y uno de los pilares fundamentales de la «Green Economy» (economía verde).

 

¿Permitirá la crisis sacar al sector adelante?

 

Los tiempos son difíciles, tanto para las empresas como para los profesionales técnicos afines a la construcción y la rehabilitación. Pero disponemos de dos fortalezas: trabajamos con el mejor material que existe y tenemos capacidad para desarrollar sistemas constructivos eficientes y respetuosos con el medio ambiente.

 

Respecto a la calidad, el otro referente que nunca se debe obviar, estamos realizando un esfuerzo encomiable para obtener productos certificados.

 

A corto plazo, ¿cuáles son las prioridades de Confemadera Galicia?

 

En el ámbito de la primera transformación de la madera, estamos atentos a la nueva Ley de Montes que se va a debatir próximamente en el Parlamento de Galicia, y a la cual hemos aportado una serie de alegaciones que esperamos sean tenidas en cuenta, tal como nos ha indicado la Administración. Es el traje del sector, y debemos tratar de mejorarlo en la medida de lo posible. No estamos contentos; representamos el 50% de la producción nacional pero el minifundio nos está alejando de ser competitivos.

 

En la segunda transformación queremos movilizar madera.

 

Nos preocupa incrementar los valores añadidos de nuestras empresas, favorecer fiscalmente y promover la rehabilitación, así como defender el uso de la madera en la obra nueva y en la reforma. Para todo ello necesitamos una mayor sensibilidad por parte de la Administración, como observamos que sucede en países vecinos como Francia o Portugal.

 

No queremos ser noticia sólo por los incendios forestales, sino por lo que representamos en la economía de esta región y del país.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.