España importó en 2020 productos sometidos al EUTR por valor de más de 5.400 millones de euros

Según AEIM, casi el 90% procede de países de riesgo despreciable.

En 2020 España importó productos sometidos al EUTR por valor de más de 5.400 millones euros, lo que supone un descenso del 13% con respecto al año anterior. De esta cantidad total, el 58% corresponde a papel y cartón, con una cifra de 3.139.144 mil euros, tal y como señalan las cifras presentadas por AEIM.

Si nos centramos en los productos de madera (sin contar papel, cartón y pasta de madera), se alcanzó una cifra de 1.749.806 mil euros, un 11% menos que el año anterior. De esta cantidad total, el 38% corresponde a muebles de madera (más de 670 millones) y a continuación la madera aserrada con casi 237 millones (14%).

Por lo que respecta a los datos por comunidades autónomas, destaca Cataluña con un 30% del total, seguida de Madrid (14%), la Comunidad Valenciana (13%), Pais Vasco (9%), Andalucía (7%) y Galicia con el 6% .

PROCEDENCIA DE LOS PRODUCTOS Y EVALUACIÓN DE RIESGOS

Hablando de la procedencia, el 89% de todos los productos procede de zonas de riesgo despreciable, según las Directrices de Diligencia Debida (DDD) de AEIM.

Dentro de los productos de madera procedentes de zonas de riesgo (no despreciable), los muebles de madera, siguen siendo el producto más relevante y suponen el 46% del total. Alcanzaron un valor de más de 135 millones euros. A continuación se sitúa la madera aserrada con un importe de 63.774 mil euros (un 22%).

En cuanto a países de riesgo (no despreciable), sigue destacando China con una cuota del 33% (del valor total de las importaciones. Este país exportó en 2020 por valor de más de 98 millones euros.

China está calificado como paìs de alto riesgo según las Directrices de Diligencia Debida (DDD) de AEIM debido, entre otros factores, por la dificultad en la trazabilidad de los productos en cuanto al origen de la madera.

LA IMPORTANCIA DE LA TRAZABILIDAD DE LOS PRODUCTOS

Al respecto, desde AEIM se reitera que para cumplir con el EUTR no es suficiente conocer que un producto ha sido fabricado en China, sino que es preciso saber el origen forestal de la materia prima. La trazabilidad del origen de la madera se complica en productos elaborados como los muebles, principal producto de riesgo.

Finalmente, AEIM destaca que las exigencias de Diligencia Debida que establece el EUTR deben servir para potenciar la industria española y europea de la madera, que pueden acreditar el origen legal y sostenible de la materia prima.