La Asociación Nacional de Fabricantes de Parquet elabora un argumentario de por qué elegir suelos de madera

ANFP reúne a los fabricantes de parquet más importantes de España.

La Asociación Nacional de Fabricantes de Parquet (ANFP), en su objetivo de defender y promover el consumo de suelos de madera, continúa con la organización y ejecución de acciones de gran utilidad para este sector. La asociación, que reúne a los fabricantes de parquet más importantes de España, se ha convertido en referente para arquitectos y prescriptores en la búsqueda de proveedores e información sobre los suelos de madera y sus propiedades.

Entre los múltiples acabados y materiales que existen para fabricar pavimentos, los suelos de madera están siendo cada vez más demandados en nuestro país. Estos aportan calidez y confort, a la vez que se trata de un material renovable, eficiente, duradero y sostenible. ANFP esgrime a continuación las razones que deberían de animar a prescriptor y consumidor final a elegir suelos de madera.

ESTÉTICA

Aunque la estética sea un gusto subjetivo y personal, es indiscutible la belleza atemporal del suelo de madera, gracias a la sensación de calidez y naturalidad que aporta. Gracias al empleo de múltiples especies, texturas y acabados, es posible lograr un suelo con las características de color, tonalidad y brillo adecuadas a cualquier ambiente y diseño.

AHORRO ENERGÉTICO

La calidez del suelo de madera no es sólo estética, es real. La madera, gracias a que tiene una conductividad térmica menor que otros materiales, como los cerámicos, potencia la capacidad de aislamiento del pavimento y, por tanto, la eficiencia térmica de la estancia a la par que da una sensación más cálida al tacto, aumentando el confort. A la vez, es perfectamente compatible con soluciones tan cómodas y agradables como los suelos radiantes.

DURABILIDAD

Una de las principales ventajas que presentan los suelos de madera es su gran durabilidad ya que, con sencillos cuidados y una limpieza normal, pueden estar siempre como nuevos. También se pueden renovar o modificar su aspecto, sin necesidad de sustituirlos. Un suelo de madera de calidad, acorde a su uso, es una opción resistente, duradera que acompaña toda la vida, haciendo que la inversión inicial se revalorice.

SOSTENIBILIDAD

La industria de la madera, cuando se realiza una gestión forestal sostenible respetando los turnos de crecimiento de la especie, la selección de los árboles y asegurando la regeneración después de la tala, supone una mejora de la calidad y salud del bosque, y una garantía de sostenibilidad de los mismos, preservando la biodiversidad y minimizando el riesgo de incendios. 

Mientras otros materiales multiplican las emisiones de CO2 durante su fabricación, el árbol a lo largo de su vida lo ha ido absorbiendo para crecer y formar la madera, y lo mantendrá fijado mientras dure su vida útil, siendo a continuación un material reciclable. 

Por otro lado, la industria de la madera preserva una actividad económica y social en las zonas rurales, ayudando a combatir la despoblación de nuestros pueblos.

BENEFICIO PARA LA SALUD DE LAS PERSONAS

La madera, gracias a su capacidad higroscópica, interactúa con el aire regulando la humedad ambiental y amortiguando sus cambios a lo largo del día y del año. Esto junto con la relación mental que mantenemos todos entre la madera y la naturaleza, en el caso de los suelos potenciada por el confort térmico y visual que conllevan, ayuda a disminuir los niveles de estrés y a crear unas características ambientales óptimas, aportando una sensación de hogar, sosiego y tranquilidad.

Puedes descargar el argumentario pinchando AQUÍ o consultar la página web de ANFP.