La madera sostenible, protagonista en el DÍA INTERNACIONAL DE LOS BOSQUES

Los bosques son esenciales para la salud del planeta y el bienestar de los seres humanos.

La Asamblea General de Naciones Unidas eligió en 2012 el 21 de marzo para celebrar el Día Internacional de los Bosques. 10 años después PEFC, la Asociación que promueve la Sostenibilidad Forestal, se sigue sumando a la celebración de este día cuyo lema para este año es: “Elijamos madera sostenible para las personas y el planeta”.

LOS BENEFICIOS DE LOS BOSQUES Y DE SUS PRODUCTOS

No cabe duda de que los bosques son esenciales para la salud del planeta y el bienestar de los seres humanos. Cubren casi un tercio de la superficie de la Tierra y proporcionan bienes como madera, combustible, alimentos y cobijo para las personas. Ayudan a combatir el cambio climático, protegen la biodiversidad, los suelos, los ríos y los embalses, y sirven como lugares donde las personas pueden acercarse a la naturaleza.

Pero los bosques no sólo ofrecen beneficios ambientales, si no también económicos. El sector forestal genera puestos de trabajo para al menos 33 millones de personas, y miles de millones de personas utilizan los productos forestales.

Se calcula que más de la mitad de la producción económica mundial depende de los servicios de los ecosistemas, y eso incluye a los servicios que proporcionan los bosques. Se estima que más de la mitad de toda la población mundial utiliza productos forestales no madereros para mejorar su bienestar y sus medios de subsistencia.

Por lo tanto, en términos económicos el uso sostenible de los bosques nos ayudará a avanzar hacia una economía basada en materiales renovables, reutilizables y reciclables. Pero para garantizar este uso sostenible de los bosques es necesaria la gestión forestal sostenible, de manera que tanto los bosques como sus recursos se conserven para futuras generaciones. PEFC lleva más de 20 años trabajando en promover este tipo de gestión entre los selvicultores, contando ya, a escala nacional con 50.341 selvicultores y propietarios forestales que gestionan 2.523.704 hectáreas de monte y, a escala internacional, presente en 55 países con 750.000 selvicultores y 330 millones de hectáreas, convirtiéndose en el sistema de certificación más implantado en España y en el mundo.

Bosque certificado PEFC en gestión forestal sostenible.

Además, y haciendo mención al lema escogido este año para celebrar su Día Internacional, los bosques nos proporcionan madera y otras materias primas y productos como la pasta de papel, resina, corcho, alimentos, caucho, fibras textiles, etc. Es importante entender que la producción sostenible de estos productos contribuye a mitigar los efectos adversos que está provocando el cambio climático y nos ayuda a encaminarnos hacia una sociedad neutra en carbono.

La ciencia y la innovación están generando productos nuevos muy interesantes a partir de la madera, lo que incluye textiles, alimentos, materiales de construcción, cosméticos, productos bioquímicos, bioplásticos y medicamentos. El reemplazo de materiales menos sostenibles por madera renovable y productos derivados de los árboles puede reducir la huella de carbono. Pero es vital que estos productos forestales provengan de fuentes legales y sostenibles, avalados por sellos de certificación como el sello PEFC. El consumidor eligiendo estos productos puede contribuir al uso sostenible de los bosques y sus recursos.

Cuadernos realizados en papel certificado PEFC.

Existen en el mercado multitud de productos con el sello PEFC. En España existen 1.662 empresas certificadas en Cadena de Custodia que ofrecen productos de madera, papel y cartón, corcho, resinas, alimentarios, fibras textiles, etc. Estas empresas suponen un volumen de negocio de más de 15 mil millones de euros (15.325.799.948 €). A escala mundial, 20.000 empresas ofrecen productos certificados PEFC con origen sostenible.

DESMONTANDO FALSOS MITOS: CUANDO CORTAR ARBOLES ES CLAVE PARA LA VIDA DEL BOSQUE

La pérdida de bosques se asocia, entre otras causas, a la tala de árboles; sin embargo, no hay que olvidar que cuando es controlada y bajo criterios de gestión sostenible estas acciones son clave para la supervivencia de las masas. Por ejemplo, en las zonas más densificadas de un bosque, (lo que se conoce como “claras” o “aclareos” o, en su caso, las “entresacas”), son tareas fundamentales en los trabajos de gestión forestal para ayudar a que el bosque esté sano y se asegure su regeneración.

Trabajos forestales.

Asimismo, los bosques bien gestionados serán más resistentes a cualquier amenaza, incluidos los incendios, inundaciones, vendavales u otras consecuencias del cambio climático. Los aprovechamientos forestales, como cualquier acción de la gestión forestal, deben estar planificadas en tiempo y forma por profesionales que garanticen su sostenibilidad tanto ambiental como económica y social. No hay que olvidar que, en muchos casos, los montes son fuente de empleo y de ingresos económicos para el entorno en el que se ubican.

Existen multitud de causas que perjudican o destruyen las masas forestales. Desde el abandono a los incendios, pasando por el cambio climático, todas tienen una solución que pasa por apostar por una sólida gestión forestal. La inversión, la planificación y la gestión forestal son necesarias para mejorar la resiliencia de los bosques. así como la apuesta de la Administración por incluir estas herramientas en los planes y estrategias normativas.

PROMOVIENDO UN CONSUMO RESPONSABLE CON LOS BOSQUES Y CON LAS PERSONAS

PEFC como organización internacional que promueve la gestión forestal sostenible tiene en desarrollo varias campañas que visibilizan la importancia de la gestión de los bosques y el consumo de los productos forestales. Así, campañas como Cuidamos los bosquesDiseñando el futuro con madera sostenible,  Los bosques son nuestro hogarFashions Change, Forests StayBosques que crean libros, libros que crean bosques, permiten visibilizar la importante labor de las personas que forman parte del sector forestal, imprescindibles para promover una economía descarbonizada, y también visibilizar toda la cadena de valor, desde el monte hasta el producto final. El papel del consumidor con sus decisiones de compra es clave en la elección de materiales respetuosos con el medioambiente.

Como consumidores, podemos fomentar la sostenibilidad al tomar decisiones responsables sobre lo que compramos y asegurarnos de que los productos que obtenemos tengan la certificación PEFC. Todos somos consumidores y, por lo tanto, todos podemos ayudar a cuidar y mantener los bosques del planeta. 

«Elijamos madera sostenible para las personas y el planeta»
Día Internacional de los Bosques

Fuentes: FAO y Proyecto Life Soria ForestAdapt