La producción local y la certificación forestal, criterios para minimizar el impacto medio ambiental del sector editorial

Alrededor de 60 empresas del sector de artes gráficas, impresión y editorial disponen de Certificado FSC de Cadena de Custodia en Cataluña.

La Ecoedicion y la sostenibilidad del producto editorial -mesa redonda organizada el pasado 6 de septiembre-, ha sido uno de los temas clave del Forum Edita Barcelona 2002, foro del sector editorial donde se debaten los reto, oportunidades y problemas del mundo de libro y de la situación actual de la edición.  

El impacto medioambiental de un libro es de aproximadamente 540 gramos de CO₂, mientras que la consulta de un segundo en Google emite 500 granos de CO₂, una tablet emite aproximadamente 130 kg en un estimado de 3 años de vida útil, lo que equivale al emitido por 260 libros; y se necesitan 15 años para amortizar la huella de carbono de un libro electrónico. Y hay que tener en cuenta que los libros, como cualquier producto de origen forestal, almacenan carbono en todo su ciclo de vida.  

La Ecoedición o impresión sostenible es un método de producción editorial que tiene por objetivo minimizar al máximo el impacto medioambiental del producto editorial a través de técnicas y prácticas medioambientales aplicadas en todas sus etapas de ciclo de vida: diseño, producción y distribución. Y que contempla el control de consumo de energía, la adecuada selección de materias primas, la gestión de residuos; y la reducción de emisiones de CO₂ para lo cual se utilizan técnicas de medición de la huella de carbono.  

La producción local y la utilización de material certificado FSC, criterios para minimizar el impacto medioambiental

Jordi Panyella Carbonell editor de la cooperativa Pol.len Ediciones, editorial impulsora y fundadora del Institut de l’Ecoedició, explicó a las asistentes algunas de datos de emisiones de CO₂ que explican el importante rol de la ecodición en el sector editorial. La editorial Pol.len ediciones en 2021, gracias a la producción local, la medición de la huella de carbono y la utilización de material de origen forestal certificado y etiquetado FSC ha reducido sus emisiones de CO₂ en un 16%. Si las mismas publicaciones se hubiesen impreso en Asia las emisiones de CO₂ se habrían incrementado en un 700% y si se hubiesen impreso en Eslovenia, las emisiones se habrían incrementado en un 200%. Estas valoraciones son realizadas mediante la utilización de una calculadora de carbono.  

FSC es un sistema de certificación forestal riguroso que permite verificar la sostenibilidad del recurso desde su origen hasta llegar al consumido; y que garantiza cero deforestación, protección del medio ambiente y biodiversidad, protección de los derechos de los trabajadores y de las comunidades locales que dependen de los bosques.  

Lorena Guerra de FSC España compartió con los asistentes las cifras de empresas del sector certificadas en Catalunya. En Catalunya alrededor de 60 empresas del sector de las artes gráficas y sector editorial disponen de Certificado de Cadena de Custodia FSC, que verifica de forma rigurosa y precisa que el producto editorial comercializado y etiquetado como FSC proviene de bosques gestionados de forma responsable, de fuentes controladas y materiales recuperados o reciclados. Lorena Guerra, explicó a los asistentes que la correcta identificación del producto editorial con la etiqueta FSC permite a los consumidores ejercer su derecho a comprar de manera informada. Y recordó que la demanda de producto de origen forestal certificado contribuye a incrementar la gestión forestal sostenible de nuestros bosques. 

El Institut de l’Ecoedició, entidad de reciente creación, es la única y primera iniciativa que tiene por objetivos la investigación, difusión y asesoramiento en ecoedición, y la creación de un sello que identifique las imprentas, editoriales, organismos o colectivos editoriales que aplican y cumplen con los criterios de impresión sostenible principales: producción local, medición de huella de carbono y la utilización de material certificado y etiquetado FSC.  

La impresión sostenible constituye un objetivo dentro de las Administraciones. La Generalitat de Catalunya se ha comprometido en su plan de sostenibilidad presentado en mayo a exigir los principales criterios ecodición para obtener ayudas al sector editorial. Y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha anunciado que presentará un manual para la ecodición para ser implementado en las administraciones públicas.