domingo , 18 de agosto de 2019

El evento ha puesto en valor la cultura de la madera autóctona, con más de 40 actos repartidos por la comunidad autónoma.


La segunda edición de la Setmana de la Fusta de Catalunya, que se ha celebrado en el territorio catalán entre el 16 al 25 de octubre, ha vuelto a reunir a las principales empresas, organizaciones e instituciones catalanas para promocionar la cultura de la madera y reivindicar la calidad de la madera autóctona del país. Esta capacidad aglutinadora ha conseguido, solo en dos ediciones, convertir el evento en el nuevo fórum expositor de un sector de la madera, el mueble y el hábitat que también se ha renovado en profundidad en los últimos años.

Uno de los aspectos más destacados de esta edición ha sido la especial conexión con el mundo de la arquitectura, derivada de la creciente demanda de madera para nuevas construcciones. Este hecho ha reforzado dos de las principales reivindicaciones del sector catalán de la madera: la revalorización de la madera catalana de km0 y la reclamación de un nuevo modelo de gestión forestal que sea ecológicamente más sostenible y económicamente más beneficioso.

El sector reivindica la revalorización de la madera catalana de km0 y la reclamación de un nuevo modelo de gestión forestal que sea ecológicamente más sostenible y económicamente más beneficioso

El principal impulsor de la Setmana de la Fusta, el Gremi de Fusters de Barcelona ha valorado positivamente esta segunda edición, que también ha contado con la complicidad y la implicación de la Confederació Catalana de la Fusta. De hecho, todo el sector catalán de la madera, desde las empresas que extraen la materia prima de los bosques hasta las que comercializan al público el producto ya terminado, han participado de una manera u otra en los más de 40 actos programados durante el evento. Esto ha propiciado que la Setmana de la Fusta también se haya reafirmado como el eje vertebrador de la cadena de transformación de la madera y el gran cohesionador de las diferentes ramas del sector.

Cuando sólo han pasado cuatro días desde la finalización de la Setmana, el Gremi de Fusters de Barcelona y los principales colaboradores del evento ya están trabajando de cara a la edición del próximo año. La intención es incrementar tanto el número de actividades que se celebran como el de entidades que las organizan y las localidades que las acogen y, sobre todo, mejorar el contacto entre las empresas para facilitar la concertación de negocios de interés común.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.