“Los promotores, constructores y gobiernos están percibiendo que la madera es el único material de construcción verdaderamente sostenible”

Charles Trevor, consultor internacional de AMERICAN SOFTWOODS.

El segundo trimestre de este año ha sido muy intenso en ferias y actividades en general. Cabe destacar MADERALIA que tuvo lugar en Valencia del 29 de marzo al 1 de abril. American Softwoods estuvo presente de nuevo en la feria, en colaboración con AEIM, la Asociación Española del Comercio e Industria de la Madera.

Charles Trevor, consultor internacional de AMERICAN SOFTWOODS (izda.), con Alberto Romero, secretario general de AEIM, en Maderalia 2022.

Preguntamos a Charles Trevor, consultor internacional de American Softwoods, cuál es su impresión general sobre la feria:

Maderalia cumplió con nuestras expectativas. Fue especialmente agradable poder reunirse y hablar con colegas, y hacer nuevos contactos. Nos alegramos de colaborar una vez más en el stand de AEIM. Mi impresión fue que la feria estuvo muy concurrida y que la gente hizo negocios.

Con motivo de esta Feria Vd. participó en la presentación de la nueva publicación de AEIM sobre maderas comerciales (Monográfico núm. 6). Incluso pronunció algunas palabras en español. ¿Qué destacaría de esta publicación?

Ha sido muy grato haber sido invitados a colaborar con la publicación: «Maderas Comerciales». Sin duda, contribuye significativamente a facilitar la especificación y el uso de la madera y por tanto a promover el uso correcto y la adecuada instalación de productos de  madera en proyectos de arquitectura y construcción.  

La publicación también contiene algunas imágenes inspiradoras de cómo se puede utilizar la madera y es de esperar que se utilice durante muchos años. Fue un placer poder leer mi discurso en español y me hizo gracia que Carles Alberch me felicitara por mi acento madrileño. Lamentablemente, pasará algún tiempo antes de que pueda afirmar que domino el español.

Charles Trevor durante su discurso en la presentación de la 6ª edición de la publicación «Maderas Comerciales», en Maderalia 2022.

Más recientemente, se celebró en Nantes el CARREFOUR INTERNATIONAL DU BOIS, ¿qué balance hace de esta feria?

Fue muy positivo volver de nuevo a Nantes, desde 2018. El Carrefour, como siempre, estuvo muy concurrido y tuvimos la sensación de que la calidad de las consultas fue superior a la de 2018. Así, nos visitó en nuestro stand un número considerable de directores ejecutivos, con el interés de hacer pedidos a nuestros expositores. Carrefour siempre será el salón europeo más popular para nuestros expositores y esta edición no decepcionó. Por cierto, fue una gran “incubadora” de Covid y varios de nuestros expositores se contagiaron de Covid en la feria.

Stand de AMERICAN SOFTWOODS en el Carrefour International du Bois 2022.

Hablando del suministro de madera de coníferas de Estados Unidos, ¿cuál es la situación actual?

La madera de construcción (S4S) vale aproximadamente la mitad que en mayo de 2022. Sin embargo, las demás calidades no han experimentado descensos tan extremos, excepto la Rough #2. 1 X 6, que está un 25% por debajo de su nivel de mayo. 

Una tendencia que va en aumento es que los aserraderos de madera de frondosas corten Pino Amarillo del Sur en un intento de capitalizar los altos precios de esta especie, pero la calidad tiende a ser problemática con un aumento de manchas, mengua y clasificación variable. 

La madera de sierra y la de primera calidad han disminuido entre un 15 y un 20% en las anchuras más estrechas (1 x 4, 1 x 6).

Y en cuanto a la demanda interna en Estados Unidos, en el primer trimestre del año hubo una demanda muy alta, pero parece que la construcción y por tanto el consumo de madera se ha ralentizado. ¿Habrá más madera disponible para la exportación?

La ralentización del mercado en Estados Unidos es realmente una bendición. Tanto para el mercado nacional como, al menos en teoría, para aumentar los volúmenes disponibles para la exportación. 

El año pasado y el primer trimestre de este año hemos asistido a una situación prácticamente sin precedentes, tanto por el nivel de los precios como por la relativa escasez de la oferta, lo que ha dado lugar a una situación en la que los precios se ven presionados al alza por el aumento de la demanda y la escasez de oferta. Sin embargo, hay que señalar que varios exportadores declararon un año récord de ventas el año pasado, a pesar de los precios desorbitados, la dificultad para obtener fletes marítimos a un precio razonable y la escasa oferta.

Sabemos que la situación actual es de total incertidumbre y es difícil hacer previsiones, pero ¿cuáles son sus impresiones para el otoño?

Es la hora de la “bola de cristal”. La fortaleza del dólar frente a muchas divisas (incluido el euro, donde el dólar vale menos que el euro por primera vez desde 2002) hará que las exportaciones desde Estados Unidos parezcan caras en comparación con otros orígenes. A esto se añade el hecho de que las exportaciones de madera rusa barata a China están desplazando en cierta medida a la madera estadounidense más cara, además del posible debilitamiento de la demanda mundial de madera de coníferas, debido a las condiciones de recesión en algunos mercados importantes, lo que indica que los precios podrían suavizarse en otoño y en 2023. 

Sin embargo, las numerosas incertidumbres que existen actualmente en el mercado hacen que sea difícil hacer predicciones consistentes. Es probable que el flete marítimo siga siendo difícil de conseguir a tiempo y a un precio razonable en el cuarto trimestre y en 2023.

Si se mantiene la tendencia a la baja de los precios, esperamos que haya más volumen disponible para la exportación.

En cualquier caso, parece que la construcción con madera sigue creciendo en todo el mundo. ¿Por qué cree que se da esta tendencia?

Porque los promotores, constructores y los gobiernos están percibiendo que la madera es el único material de construcción verdaderamente sostenible. En la campaña británica “wood for good”, que se llevó a cabo entre 2000 y 2015, comunicamos este mensaje de forma coherente, pero ahora creo que la gente no estaba preparada para entender y actuar según la información que presentamos sobre los beneficios medioambientales de la madera.

Creo que tanto los prescriptores como los constructores y los consumidores están confiando cada vez más en que la madera puede funcionar tan bien como los materiales de la competencia, con el beneficio añadido de sus credenciales medioambientales.