Los vecinos de LARIO realizan un tractor gigante con madera de roble

Esta peculiar escultura, colocada en medio del pueblo, pesa casi cuatro toneladas.

Los vecinos de Lario (León) son noticia estos días al crear, de un roble de más de 200 años que llevaba 20 años caído en el monte, un gran tractor de madera a tamaño real.

Carlos Fernández y Jose Ignacio Puerta han sido los principales artífices en la construcción de este nuevo recurso turístico. Una iniciativa en la que colaboraron de diversas formas un buen número de vecinos.

Esta insólita escultura pesa cuatro toneladas y, a la misma, no le falta detalle. Cuatro rodajas de roble de diferente diámetro recrean las ruedas y una pieza tallada a motosierra de 2,5 metros imitando a la parte del motor.

Tras finalizar la obra los vecinos calculan que este tractor de madera pesa unas cuatro toneladas. Fotos: LEONOTICIAS.

El nuevo elemento de la localidad se ha colocado provisionalmente en medio del pueblo junto a la orilla de la carretera para que todo el que quiera, pueda hacerse la instantánea en este singular tractor, que sin duda pasa a ser un atractivo turístico más en el municipio y toda la comarca.

UN COLUMPIO GIGANTE DE CASI 9 METROS

No es la primera vez que los vecinos de Lario se unen para hacer una gran escultura o reclamo turístico aprovechando la madera. Ya el año pasado, para estas mismas fechas, construyeron un original columpio, de casi 9 metros de altura, en el Pico de Caleo para disfrutar de algunas de las mejores vistas de la Montaña de Riaño, que coronan cimas situadas en un horizonte de hasta 30 kilómetros de distancia.

Esta idea empezó a barajarse en el verano de 2020 después de un viaje que unos vecinos hicieron a Galicia donde vieron un columpio. Se buscó una ubicación desde donde se pudiese ver todo el valle de Valdeburón. Así se eligió el pico Caleo al cual se accede por una pista que se encuentra a mano derecha a la salida del pueblo en la carretera CL-635 en dirección a Acebedo. La pista tiene una longitud de un kilómetro. “Queremos que sirva de aliciente de cara al turismo sea un punto de visita para conocer el valle de Valdeburón o valle ancho”, comentó en su momento un vecino.

Como en el caso del tractor gigante de este año, fueron los propios vecinos quienes se encargaron de bajar del monte los troncos con máquinas y pusieron el resto del material para realizarlo. Sin duda, unas ideas que buscan atraer a visitantes a la zona y mostrar esculturas singulares realizadas con la madera de sus montes.