OHRA presenta sus almacenes autoportantes con estanterías cantilever para madera y viga laminada

¿Por que construir una nave y posteriormente instalar estanterías, duplicando así las columnas o pilares y otros elementos constructivos?

 

OHRA está realizando en toda Europa numerosas instalaciones de almacenes autoportantes para madera, viga laminada, materiales de construcción, etc. Dichos almacenes, se configuran a partir de la instalación de las estanterías cantilever necesarias para almacenar ordenadamente la madera, soportando sobre dicha instalación el cerramiento de cubierta, y paredes si se desea.

 

 

Con ello, las estanterías fabricadas en perfil IPE, laminado en caliente, dentro de las más exigentes normas de seguridad de la U.E. permiten reducir notablemente el costo económico de construir un almacén.
El proceso desde que se dispone de una base de hormigón a tener funcionando un almacén autoportante, puede durar días.

 

 

Ventajas de un almacén autoportante:

 

1. Importante ahorro económico

2. Partiendo de una solera de hormigón suficiente, en una semana se puede tener una nave autoportante montada y trabajando al 100%

3. Instalación totalmente trasladable. Se puede aumentar, reducir o modificar el tamaño, por estar construida de forma modular.

4. Las columnas cantilever se pueden utilizar por ambas caras y al mismo tiempo son elementos portantes de la cubierta. Pueden incluso quedar brazos externos en la fachada del almacén autoportante.

5. El perímetro del almacén puede quedar abierto si se desea que la madera se airee. También existe la opción de hacer un cerramiento con madera, chapa, paneles sándwich, etc.

6. Las estanterías cantilever corridas, nos permiten almacenar paquetes de distintas longitudes, al disponer de una superficie de almacenamiento sin obstáculos.

7. Si se desea, la instalación puede ser fabricada en acero galvanizado.

8. Estas instalaciones son enormemente versátiles, pudiendo soportar un puente-grúa, diseñarse para trabajar con carretillas elevadoras cuatro caminos en pasillos guiados, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La utilización de estanterías cantilever con pasillos estrechos, de aproximadamente 2,4 metros, y una carretilla de carga lateral guiada, hace que el manejo, colocación y clasificación de estas cargas sea muy sencillo, al tener cualquiera de los paquetes de madera o vigas a mano en todo momento.

 

 

En la actualidad, dado el incremento que se ha producido en la utilización de este tipo de materiales, los almacenes de madera se encuentran con enormes dificultades, al estar acostumbrados a trabajar con caretillas de carga frontal.

 

 

Por otro lado, tener las vigas amontonadas, obliga a mover grandes cantidades de madera para poder acceder a la mercancía deseada de forma muy dificultosa, operación esta innecesaria disponiendo de estanterías cantilever.