Los beneficios de la madera en ámbitos educativos

Rodearnos de madera en nuestra vida cotidiana nos permite disfrutar de un mayor bienestar.

Cada vez son más lo pasos que se dan en la investigación sobre las condiciones más adecuadas para determinadas actividades que son de vital importancia en la vida de las personas.

Es por ello por lo que la preocupación en buscar el entorno más adecuado para la educación y los primeros años de vida de las personas se hace cada vez más presente.

A la hora de elegir los materiales de construcción para los proyectos de escuelas y jardines de infancia, los arquitectos se decantan por el uso de materiales sostenibles y seguros que brindan un mejor entorno.

USO DE LA MADERA SOSTENIBLE PARA LA EDUCACIÓN

Estos estudios evidencian que la madera contiene propiedades que favorecen un estilo de vida saludable y por tanto, mejoran nuestra calidad de vida. Por eso, rodearnos de madera en nuestra vida cotidiana nos permite disfrutar de un mayor bienestar.

Algunos beneficios de la madera en ámbitos educativos son:

Buen corrector acústico
Mejora la calidad del sueño, y como consecuencia reduce el riesgo de enfermedades coronarias y aumenta el rendimiento intelectual. En las escuelas infantiles, se facilita que exista un entorno sin ruido para los menores.

Aislamiento térmico
Protege del frío y el calor, y de los cambios bruscos de temperatura. Contribuye al desarrollo psicomotriz saludable de los niños que pueden gatear libremente por el aula sin resfriarse.

Amortiguador de impactos
Reduce el riesgo de lesiones ligamentosas o de rodilla. Presenta menor riesgo de provocar fracturas en cadera y muñeca en los casos de caídas.

Creador de confort subjetivo
Ayuda a crear atmósferas cálidas y confortables. Por su naturaleza, también contribuye a mejorar el estado emocional de las personas.

Es un artículo de Polanco Madera