miércoles , 19 de diciembre de 2018

Es el primer proyecto en Australia, se encuentra en Melbourne, que utiliza en el revestimiento exterior tulipwood estadounidense modificado térmicamente.


El ejemplo más reciente en el que el diseño se ha puesto totalmente al servicio del bienestar, es una cafetería situada en Melbourne que recientemente ha abierto sus puertas al público. En The Hungry Fox, hecha con tulipwood estadounidense térmicamente modificado, se combinan un delicioso menú universal (bollos de pato de Pekín y ñoquis de ricotta caseros) con un diseño a base de materiales naturales de todo el mundo para proporcionar una experiencia australiana reconfortante.

La cafetería es el primer proyecto en Australia que utiliza en el revestimiento exterior tulipwood estadounidense modificado térmicamente. Seleccionado por su rico color y textura uniforme, el tulipwood estadounidense no solo dio el impacto estético que buscaba Bruce Henderson Architects, sino también la estabilidad. El proceso de modificación térmica calienta la madera de tulipwood hasta casi el punto de combustión modificando así la estructura molecular de la madera y dando como resultado un material durable para usos exteriores. Requiere un mantenimiento mínimo, lo cual convierte al tulipwood estadounidense modificado térmicamente en una opción perfecta para un proyecto como este.

 

 

La arquitectura interior de Lukas Partners asumió el desafío de crear un interior que fuese contemporáneo, cálido y acogedor. Conscientes de los principios de diseño biofílico (Biofilia: Hipótesis que indica que el contacto con la naturaleza es esencial para el desarrollo psicológico humano) y de su impacto emocional, el ambiente que buscaban capturar era el de la fauna australiana terrestre. Su atención se centró en los materiales naturales, inspirándose en los tonos del eucalipto y del gum. El techo abuhardillado es una extensión de tulipwood estadounidense modificado térmicamente que sigue el aspecto del diseño exterior.

LUGAR ACOGEDOR

El mostrador de piedra de granito con un suave acabado agrega impacto en la zona de atención al cliente y contrasta con el suelo de hormigón visto. Las mesas de fresno americano macizo creadas por Charles Sandford, fabricante local de mobiliario de gama alta, van acompañadas de sillas creadas con madera de la misma especie y con asientos de cuero que ha conservado su color natural.

 

 

La madera perforada forma un motivo en todo el espacio y junto a las pantallas en el área de espera y los paneles de chapa de nogal americano cortados con láser, hacen de la cafetería el lugar perfecto para reunirse y conversar relajadamente. El aspecto general se completa con las lámparas en forma de vastos tambores colgantes creados para el diseño de Lukas Partners por Bad Wolf, especialista local en iluminación a medida.

El parque infantil adyacente al café ha sido creado por Adventure +. El ciprés blanco australiano tratado cuidadosamente con un tinte para que haga juego con el revestimiento de tulipwood estadounidense hace que The Hungry Fox sea un imán para las familias, así como para los profesionales locales y otros clientes.

El espacio, rico y acogedor, crea una verdadera sensación de bienestar. Quizá el mayor elogio se lo da el propio personal. “Me encanta venir a trabajar aquí. Siento como si estuviera en una agradable cabaña de madera en el bosque, especialmente en invierno” dice Hayley Cardis, quien lleva trabajando en The Hungry Fox desde que abrió. Es un hábitat saludable en todos los sentidos para todos los que lo visitan.

 

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.