Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

Todos frente a la pandemia de la Covid-19

Las industrias europeas de la madera y el mueble proponen medidas para proteger la salud de los trabajadores, apoyar la actividad económica y la recuperación del sector.

El mundo está luchando contra una pandemia de proporciones sin precedentes en los tiempos modernos, que actualmente está causando una formidable emergencia sanitaria.

Frente a esta situación, los interlocutores europeos para los sectores de la madera (CEI-Bois y EFBWW) y del mueble (EFBWW, EFIC y UEA), y de las Federaciones Sectoriales Sociales de la Industria de los Tableros de Madera (EPF) y la Organización Europea de la Industria de los Aserraderos (EOS) han emitido una declaración conjunta, que reproducimos a continuación.

Estas asociaciones representan a las industrias europeas de la madera y el mueble, que representan el 1,7% del PIB de la UE y dan empleo a más de 2 millones de europeos; el quinto sector manufacturero más grande de la UE en términos de empleo.

A la luz de estos tiempos difíciles, queremos reiterar nuestro compromiso de apoyar a las autoridades públicas para superar esta crisis.

Subrayamos que la prioridad clave y el enfoque de los interlocutores sociales nacionales, regionales y locales de las industrias de la madera y el mueble es la protección de un entorno de trabajo seguro y saludable para los contratistas, los trabajadores, los propietarios y la sociedad. Conjuntamente, subrayamos la necesidad de una rápida recuperación económica y de medidas para revitalizar los sectores después de la crisis.

Hacemos un llamamiento a las organizaciones nacionales de empleadores y trabajadores de las industrias de la madera y el mueble para que trabajen conjuntamente con los gobiernos nacionales, regionales y locales, a fin de hacer todo lo posible:

  • Asegurar que se tomen medidas específicas para proteger a todos los trabajadores de las industrias de la madera y el mueble contra los riesgos para la salud y la seguridad y contra las pérdidas de empleo o de ingresos
  • Absorber y frenar las consecuencias negativas de esta crisis y mantener las empresas en funcionamiento en la medida de lo posible
  • Mantener las fronteras abiertas para las mercancías en todo momento. Los controles o exámenes de salud de los vehículos de transporte de mercancías deben ser minuciosos y bien organizados para reducir al mínimo las pérdidas de tiempo y el impacto en los conductores de camiones. El funcionamiento del mercado único, siempre que no ponga en peligro la salud pública, debería mantenerse y aplicarse. La libre circulación de trabajadores a través de las fronteras nacionales debería seguir siendo posible, mientras no existan amenazas para la salud.

Pedimos a los interlocutores sociales nacionales de las industrias de la madera y el mueble y a las autoridades nacionales/regionales/locales que respeten el derecho a la indemnización, la rehabilitación y los servicios curativos para los trabajadores de la madera y el mueble infectados por el virus COVID-19.

Subrayamos la importancia de nuestras industrias para la economía en general, para la transición hacia una Europa climáticamente neutra y para el desarrollo rural, por nombrar algunos aspectos importantes. En muchos Estados Miembros, las autoridades nacionales han impuesto una situación de bloqueo jurídico o de facto para impedir que se siga propagando COVID-19. Reconocemos la responsabilidad de los políticos y la enorme presión a la que se enfrentan actualmente.

Consideramos que podría ser útil que las autoridades nacionales, regionales y locales lleguen a un acuerdo con las organizaciones de empleadores y trabajadores de las industrias de la madera y el mueble para identificar las actividades esenciales. Este proceso de decisión debe hacerse después de una cuidadosa evaluación de los riesgos y con medidas preventivas específicas para los contratistas, los trabajadores y la sociedad.

También subrayamos la importancia de nuestros sectores para el futuro inmediato después de la crisis y para las perspectivas a largo plazo de nuestra industria y economía europeas en su conjunto. La madera y los productos de madera, como base más apropiada para una economía circular y orientada al reciclaje, son absolutamente vitales para Europa y especialmente para el Green Deal, el Plan de Acción de Economía Circular y la Ola de Renovación. También subrayamos la importancia de nuestros sectores para el futuro inmediato después de la crisis y para las perspectivas a largo plazo de nuestra industria y economía europeas en su conjunto. Esta percepción debería guiar los planes de recuperación de la UE y nacionales para el período posterior a la crisis y debería reflejarse en todos los programas relacionados, de acuerdo con la declaración conjunta de los miembros del Consejo Europeo sobre la crisis de COVID-19 publicada el 27 de marzo.

Para ello, instamos encarecidamente a las organizaciones nacionales de empleadores y trabajadores de las industrias de la madera y el mueble a que negocien conjuntamente con las autoridades nacionales/regionales/locales soluciones prácticas rápidas para adoptar soluciones prácticas temporales a fin de permitir que la actividad de la madera y el mueble siga funcionando, en cumplimiento de las medidas restrictivas nacionales, durante las actuales circunstancias excepcionales.

Alentamos encarecidamente a todas las autoridades públicas a que presten apoyo financiero a las empresas de las industrias de la madera y el mueble que se vean obligadas a interrumpir sus actividades comerciales o que sufran una importante disminución de la demanda debido a COVID19 y a:

  • Permitir un recurso prolongado al desempleo temporal, sin penalizar a las empresas y los trabajadores, como siempre ha sido el caso en algunos países de la UE
  • Proporcionar actualizaciones periódicas sobre la información y el equipo de seguridad necesarios para continuar trabajando en condiciones correctas, para aquellas empresas que puedan hacerlo / decidan hacerlo, tanto ahora como en los próximos meses, en los que se reanudará lentamente la actividad
  • Proporcionar un marco jurídico excepcional, que permita a las empresas asegurar su supervivencia económica durante este período de crisis excepcional
  • Asegurar que no haya retrasos administrativos y un procedimiento rápido para apoyar a las empresas y los trabajadores
  • Promover y poner en práctica iniciativas accesibles para la reconversión y la mejora de las competencias (Conclusiones del Consejo de 26 de marzo de 2020) de los trabajadores y promover el aprendizaje después del final de la crisis, para apoyar la recuperación de los sectores económicos
  • Proteger a las empresas que experimentan dificultades financieras debido a la crisis de COVID-19 contra sus acreedores y obligar a los bancos y otras instituciones financieras a apoyar la economía y las industrias de la madera y el mueble.

A fin de facilitar el levantamiento de las medidas de confinamiento, pedimos a los interlocutores sociales nacionales de las industrias de la madera y el mueble que tengan en cuenta los siguientes elementos y que estas medidas se apliquen debidamente:

  • Proporcionar información, orientación y formación claras en materia de salud y seguridad a todos los trabajadores y a todas las personas que estén en contacto con ellos, independientemente de que presenten o no síntomas de la enfermedad COVID-19 -según las recomendaciones específicas internacionales, de la UE y nacionales- e implicar a los trabajadores y a sus representantes en toda la planificación y ejecución de medidas relacionadas a nivel de empresa
  • Proporcionar todo el equipo de protección personal necesario en calidad y cantidad suficientes
  • Proporcionar todas las instalaciones para mantener el nivel necesario de higiene en los lugares de trabajo
  • Garantizar que se tomen todas las medidas preventivas y de protección necesarias para reducir al mínimo los riesgos para la seguridad y la salud en el trabajo
  • Observar que se respeten los protocolos y comportamientos adecuados en el lugar de trabajo. El temor al coronavirus no debe conducir a la discriminación o a un comportamiento indecente
  • Garantizar una distancia segura entre los trabajadores en los lugares de trabajo, en todas las instalaciones y circunstancias, en particular en lo que respecta a los trabajadores desplazados, y ello durante el tiempo de trabajo y todas las pausas
  • Asegurar que el transporte de todos los trabajadores se realice de conformidad con los requisitos específicos
  • Tomar las medidas apropiadas para asegurar que los trabajadores desplazados no se alojen en espacios colectivos donde no se pueda respetar el distanciamiento social
  • Cuando sea necesario, garantizar, en un diálogo abierto y constructivo, que los trabajadores desplazados puedan regresar a sus hogares en condiciones de seguridad
  • Garantizar que no se produzca un empeoramiento de las condiciones de trabajo después de un desempleo temporal u otras formas de interrupción del trabajo.
  • Garantizar la reanudación segura de los oficios de fabricación de muebles y madera en los países en que las actividades comerciales están bloqueadas por razones de seguridad en este momento. Ciertamente, la protección del personal y de los clientes es lo primero, sin embargo, buenos ejemplos de los sectores alimentario y no alimentario muestran que las operaciones comerciales son posibles bajo estrictas normas higiénicas y con limitaciones de clientes por área de ventas.

En caso de que las actividades económicas de nuestros sectores se vean detenidas por decretos nacionales de las autoridades responsables, pedimos que los interlocutores sociales nacionales de las industrias de la madera y el mueble busquen una solución común con sus autoridades para las siguientes circunstancias:

  • Garantizar en la medida de lo posible la estabilidad financiera de los trabajadores y las empresas.
  • Evaluar soluciones factibles para el desempleo temporal a fin de evitar consecuencias negativas en los ingresos
  • Para evitar que las empresas tengan problemas de liquidez, se deben poner a disposición fondos adecuados, inmediatamente para la situación actual y a través de programas nacionales para la recuperación después de la crisis
  • Es necesario apoyar también al sector de la construcción, que es uno de los pilares de la economía y un asociado muy importante para las industrias madereras. La contratación pública orientada a la construcción con madera de bajo contenido de carbono desempeñará un papel crucial para la recuperación ecológica de Europa, apoyando al mercado en tiempos de disminución sustancial de la demanda privada.

Para la EFBWW y las federaciones de empleadores de las industrias de la madera y el mueble, la primera prioridad es que el trabajo pueda realizarse de manera segura. Por lo tanto, pedimos urgentemente a todas nuestras organizaciones afiliadas que se tomen muy en serio el actual tratamiento de COVID-19 y que tomen todas las medidas necesarias, que garanticen simultáneamente la sostenibilidad y la viabilidad de las empresas, asegurando al mismo tiempo los ingresos, la protección social, el bienestar y la salud de sus trabajadores.

La EFBWW y las federaciones patronales de las industrias de la madera y el mueble piden un diálogo abierto con las instituciones europeas para identificar y aplicar las medidas adecuadas que permitan una rápida recuperación después de la crisis. Invitamos a nuestras afiliadas nacionales a hacer lo mismo a su nivel. Creemos que nuestras industrias pueden desempeñar un papel importante en el logro de los objetivos del Acuerdo Verde.

CEI-Bois representa a 21 organizaciones europeas y nacionales de 15 países y es la voz del sector maderero europeo: cerca de 180.000 empresas que generan un volumen de negocios anual de 144.000 millones de euros y emplean a 1 millón de trabajadores.

La Federación Europea de Fabricantes de Muebles (UEA) es una organización de interlocutores sociales a nivel europeo que representa a los empresarios europeos y en la que participan organizaciones nacionales de muebles de 6 países. La UEA apoya a las asociaciones nacionales del mueble intercambiando información, participando en proyectos específicos y en el trabajo del Comité de Diálogo Social Europeo del Mueble, del que la UEA es miembro social oficial.

En la UEA participan: ACN (República Checa), APIMA (Portugal), APMR (Rumanía), CENFIM (España), MOBIDER (Turquía) y BFM (Reino Unido). Su objetivo es mantener y reforzar los contactos permanentes entre los miembros y actuar como su voz ante otras organizaciones de comercio, autoridades de la UE y entidades internacionales como la OMC, la OCDE y la ONUDI. Asimismo, establecer y representar los intereses generales de sus miembros, asegurando al mismo tiempo la mayor influencia posible en las normas, decisiones y directrices elaboradas o emitidas por las organizaciones y autoridades internacionales

La Federación Europea de Paneles (EPF) tiene miembros en 25 países y representa a los fabricantes de tableros de partículas, MDF, OSB, tableros duros, tableros blandos y contrachapados. La industria de tableros de madera de la UE tiene una facturación anual de unos 22.000 millones de euros, crea más de 100.000 empleos directos y cuenta con más de 5.000 empresas en Europa.

EFIC es la voz de las industrias del mueble en Europa. Fundada en 2006, representa actualmente más del 70% del volumen de negocios total de la industria y sus miembros están compuestos por 16 asociaciones nacionales y una empresa individual miembro. La industria del mueble de la UE emplea a alrededor de 1 millón de personas en unas 120.000 empresas y genera un volumen de negocios de 96.000 millones de euros.

A través de sus federaciones miembros y miembros asociados, la Organización Europea de la Industria del Aserradero (EOS) representa a unos 35.000 aserraderos que fabrican tablas aserradas, perfiles de madera, madera laminada encolada, tarimas, suelos, carpintería, rollizos para vallas y otros productos de madera. Juntos representan alrededor del 80% de la producción total de madera aserrada europea en un sector que tiene un volumen de negocios de alrededor de 35.000 millones de euros y emplea a unas 250.000 personas en la UE.

La FETCM es la Federación Europea de Sindicatos que agrupa a 75 sindicatos libres nacionales de 34 países, que representan a miembros de los sectores de la construcción, los materiales de construcción, la madera, el mueble, la silvicultura y sectores afines. Es un interlocutor social europeo oficialmente reconocido para los sectores de la construcción, la madera y el mueble, que defiende los derechos de los trabajadores en el ámbito de la UE.