UFIL entrega los premios del concurso de diseño «Bosques de Cuenca 2022»

La primera convocatoria ha sido un gran éxito, ya que se han presentado 114 propuestas.

Un rotundo éxito. Así califican los organizadores de la primera edición del concurso de diseño «Bosques de Cuenca 2022» esta primera convocatoria de un certamen impulsado por UFIL de la mano del Ayuntamiento de Cuenca y del Instituto Europeo de Diseño (IED). En total, se han presentado 114 propuestas en las distintas categorías en las que se ha desarrollado este concurso y el balance general es muy satisfactorio, tal y como han recalcado los responsables del mismo.

Se ha conseguido, por tanto, el triple objetivo con el que nació esta iniciativa: incentivar la incorporación del diseño a los productos derivados de la madera de los bosques de Cuenca, impulsar el desarrollo de proyectos para empresas y profesionales a través la innovación y su capacidad de adaptación y crecimiento y, finalmente, apoyar la creación de elementos de utilidad social de los que se pueda beneficiar la ciudad conquense y que generen además un impacto medioambiental positivo en su entorno.

El jurado, compuesto por José Fran García (IED), Lourdes García y Mariano Aragón del Ayuntamiento de Cuenca, Carmen Avilés (Universidad Politécnica de Madrid), Jesús Alfaro de la Universidad de Castilla-La Mancha y dos diseñadores profesionales: Enrique Fraile y Enrique Romero de la Llana, destacó la elevada calidad media de los trabajos presentado y recalcó que los participantes han entendido muy bien el espíritu del concurso ya que han propuesto diseños que utilizan la madera y los productos del bosque de forma creativa, responsable y con múltiples utilidades para los distintos entornos públicos y privados.

Los premiados en las distintas categorías han sido los siguientes:

  • Diseño de Espacio Público: primer premio para Ana Belén López Plaza y segundo premio para Raquel Cullen la Rosa. El trabajo de la ganadora se llama ‘Cabañas’ y que se trata de una propuesta innovadora que reinterpreta el concepto de cabaña en el árbol para transformarlo en un espacio polivalente para bicis, carros de compra o cabañas para jugar. Utilizan el imaginario común de la cabaña en el árbol para construir estructuras en el espacio público que vinculan bosque e infancia. El diseño de Raquel Cullen de la Rosa, titulado ‘Saltimbanqui’, muestra un sistema de mobiliario urbano diseñado para ofrecer una experiencia, un juego y un lugar donde descansar a la vez adaptándose tanto al entorno como al usuario. Los módulos que forman el sistema se basan compositivamente en una tipología de asiento y un plano inclinado en su parte posterior.
  • Diseño de Producto: el jurado decidió dejar desierto el primer puesto y el segundo premio ha sido para Natalia Mastell Navío gracias a su trabajo ‘KUBUS’ que consiste en un aplique de pared en madera de pino compuesto de dos piezas unidas por imanes ecológicos con un sensor de luz que permite que se encienda o se apague al detectar la intensidad de los rayos del sol y con distintas posibilidades de acabado final gracias a su carácter modular y diseño geométrico.
  • Packaging: el jurado concedió, únicamente, el segundo premio a Lucía Calviño Queijeiro por su diseño ‘Sentidos’; un packaging que trata de sumergir al usuario final en Cuenca, sus sabores, sus bosques… Donde a través del uso de la silueta de la provincia se crea un envoltorio que alberga el morteruelo. Utilizando la madera como material, se crea un elemento de líneas sencillas que, una vez vaciado y limpio el envase, puede ser utilizado como joyero.
  • Ecodiseño: el primer premio corresponde a Rafael José Vinader Balibrea por su trabajo ‘Circular Homes’ que consiste en un sistema innovador de refugios para fauna protegida y en peligro de extinción (abejas salvajes o quirópteros, por ejemplo). Su principal innovación radica en la disposición modular de los refugios, a modo de anillo circular alrededor de una estructura existente, como pueden ser un árbol, una farola o un poste. Fabricado en madera, puede instalarse en entornos urbanos o rurales. El segundo premio de esta categoría fue para Elia Herrero Gil por su trabajo ‘Área Recreativa’, diseño bioinspirado cuyo uso pueda desarrollarse en entornos rurales. Un merendero integrado en el bosque, de dos piezas, una mesa con una perforación central y un asiento curvo adaptado al diseño de la mesa.
  • Mobiliario Comercial: el jurado declaró desierto el primer premio y el segundo premio recayó en María Victoria Alfaro, quien a través de su proyecto “(+) MADERA (-) TORNILLOS”, y con madera de Cuenca, desarrolla un producto multipropósito, con una profunda sensibilidad con la naturaleza. Un objeto que busca dar respuesta a las diferentes necesidades de los usuarios, a la vez que tiene en cuenta la usabilidad, la ergonomía, y la seguridad.

El acto de entrega de los premios de esta primera edición del Concurso de Diseño Bosques de Cuenca 2022 se realizó durante el evento de balance de UFIL desarrollado en la Universidad de Castilla-La Mancha el pasado 21 de octubre.