viernes , 14 de diciembre de 2018

HURTADO RIVAS cumple dos años como distribuidor de FELDER en la Comunidad Valenciana.


HURTADO RIVAS atesora más de 50 años de experiencia como distribuidor de maquinaria para la madera. La empresa ha ido amoldando su tamaño y oferta a los tiempos en curso. Cuando la demanda ha aumentado, también ella ha reforzado la fuerza de ventas y el servicio postventa.

La tercera generación familiar, actualmente al frente del negocio, atiende el mercado con tres comerciales y siete técnicos. “Hay actividad ahí afuera -observa Alberto Hurtado, director comercial de HURTADO RIVAS-. Se vende más y hay que atender lo mejor posible a nuestros clientes”.

Con su división de maquinaria y soluciones para la madera, la empresa cubre los territorios de la Comunidad Valenciana y Murcia.

MAQUINARIA USADA

Como casi todos los distribuidores de maquinaria de España, HURTADO RIVAS también se dedicó a acondicionar y vender máquinas usadas durante los años de la crisis económica. “Fue triste retirar, sanear y revender las mismas máquinas que años atrás habíamos vendido a nuestros clientes -recuerda Alberto Hurtado-. Fueron tiempos duros, aún cercanos, de concursos de acreedores, liquidaciones, cierres… El mueble clásico casi ha desaparecido en Valencia, y los segmentos de cocina, baño y hogar quedaron muy tocados por la crisis. Sólo se mantuvo en pie la industria de mueble en kit”.

HURTADO RIVAS se ha dedicado muchos años al negocio de la maquinaria de segunda mano. La compraba, reacondicionaba y vendía. Tanto dentro como fuera de España. “Hemos montado líneas y fábricas completas lejos de aquí, en Turquía, Marruecos, Argelia e incluso en la República Dominicana”.

En la actualidad, la proporción de maquinaria usada comercializada por HURTADO RIVAS ha decrecido. De un 90% en años anteriores, ha pasado a ser de un 40%. “Todavía hay clientes que preguntan por las máquinas de segunda mano, por su coste o porque es su primera toma de contacto con un centro de mecanizado o una canteadora”.

Alberto Hurtado, director comercial de HURTADO RIVAS.

MAQUINARIA NUEVA

Desde hace dos años, la bandera de HURTADO RIVAS en el mercado levantino es FELDER. Con su programa completo de maquinaria para la madera y el mueble, de todas las marcas del grupo austriaco: FELDER, FORMAT 4 y HAMMER. Además, complementa su oferta con máquinas especiales como las prensas de ITALPRESSE, las lijadoras y calibradoras HEESEMANN o los taladros de la casa alemana KOCH, entre otras.

“Tradicionalmente inclinados hacia la máquina especial, nuestra decisión de representar a FELDER se debe a que este fabricante plantea un programa muy completo de maquinaria; también centros de mecanizado y canteadoras de alta tecnología y capacidad, con los que podemos competir en el mercado”, explica Alberto Hurtado.

El perfil actual de cliente abarca desde una carpintería pequeña hasta la fábrica más grande de mobiliario. “Tenemos soluciones para todos, y también medios técnicos y humanos para prestar un servicio de calidad”. En efecto, el departamento de asistencia técnica, dirigido por Valentina Savalls y certificado con la ISO 9001, es una de las principales joyas de la empresa valenciana.

ROBOTICA

La crisis motivó a HURTADO RIVAS a diversificar su oferta. “Apostamos por la robótica, porque es una línea de negocio que puede adaptarse a cualquier sector”, afirma Alberto Hurtado.

Comenzó implantando algunos robots en la industria de la madera y el mueble (paletización en fábricas de muebles, pulido de instrumentos musicales, barnizado de cunas…).

“En las industrias de la madera y el mueble somos una referencia en robótica -continúa el director comercial de la empresa de Picassent-. Hay un gran potencial en este sector, aunque es cierto que existen muchos procesos dentro de la elaboración del mueble que no son susceptibles de ser automatizados con robots”.

Los precios de los robots se hacen progresivamente asequibles, y los plazos de amortización más cortos. “Ya no es ciencia ficción introducir la robótica en la carpintería o en la fábrica de muebles -concluye Alberto Hurtado-. Me alegra, porque nuestra vocación es ayudar a las empresas a ser más competitivas”.

EL FUTURO

Desde HURTADO RIVAS se contempla un mercado “muy receptivo”. Ya en este momento. “Auguro un 2018 interesante -concluye Alberto Hurtado-. Creo que la FIMMA-MADERALIA del próximo mes de febrero va a ser espectacular. Lo noto en los clientes, y se palpa en el ambiente. Sus conversaciones, las consultas que nos hacen… Hay inquietud por invertir. Ilusión por el futuro”.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.