Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

EMBALAJES RINCON, un centro de bricolaje muy industrializado

Con software, corte, canteado y mecanizado de HOMAG.

EMBALAJES RINCON es una empresa familiar, fundada en 1964 como elaboradora de productos de madera. Desde 1990 es un centro de bricolaje al servicio del profesional (60%) y el particular (40%).

El taller de transformación del tablero está cada vez más industrializado. “En maquinaria y herramienta nos gusta ir a lo mejor que hay en el mercado; a la larga sale más barato –nos dice Paco Rincón, socio y propietario de la empresa, junto a su hermano Miguel-. Ofrecemos los servicios de corte, canteado y mecanizado, así como las puertas, cocinas y mueble en kit prácticamente terminados, listos para su instalación y montaje”.

La primera máquina que entró en EMBALAJES RINCON era de HOMAG. Una sierra vertical que todavía está en servicio. “Los clientes nos decían que cortábamos mejor que la competencia. Desde entonces somos fieles a HOMAG. Tienen maquinaria para responder”. De igual manera, la primera canteadora fue una BRANDT, a la cual sucedió la actual HOMAG.

Cuando un cliente entra en EMBALAJES RINCON, a continuación del mostrador puede contemplar todas estas máquinas funcionando a pleno rendimiento. Almacén, máquinas, operarios… Todo está a la vista. “El cliente lo aprecia, le gusta ver cómo preparan sus materiales, con la mejor tecnología más avanzada”. 

La flexibilidad en la fabricación es extrema, aunque los pedidos son numerosos y diversos.

“Los clientes están cada vez más informados y piden las piezas mecanizadas, con formas y dibujos -comenta Paco Rincón-. También quieren acabados y colores especiales, en las melaminas y los cantos”. Para responder a esta demanda, con la máxima calidad de acabado y el servicio más eficiente posible, EMBALAJES RINCON se ha dotado de un centro de mecanizado a cinco ejes y con una canteadora con retorno, todo de la mano de HOMAG.

TODO PASA POR EL OPTIMIZADOR DE CORTE

El optimizador Cut-Rite de HOMAG es un pulmón en EMBALAJES RINCON. Organiza todo el trabajo, calcula los tiempos de preparación de los materiales e incluso el precio final, con lo que la respuesta al cliente es inmediata.

Miguel Bravo, dependiente en la tienda, trabaja cara al público. Recibe directamente el pedido y las instrucciones del cliente, “intentamos aconsejarles lo mejor posible sobre los materiales que se deberían llevar, los ajustes que habría que realizar sobre sus mediciones”. Todos los datos se introducen en el optimizador, el cual informa de los tableros y piezas necesarios y da un presupuesto aproximado al cliente. “El optimizador de HOMAG está pre instalado en el ordenador y lo compartimos, esto es, podemos utilizarlo nosotros en el mostrador y cada cual en su máquina –explica Miguel Bravo-. Metemos las medidas y los tableros y cantos que se necesitan y, en segundos, informamos al cliente, a la vez que enviamos la orden de trabajo al maquinista”.

El 90% de los pedidos pasan por el optimizador; él reparte trabajo a las máquinas. “Antes este proceso era mucho más lento –rememora-. Ahora no hay que pensar cómo sacar el despiece de un tablero, el programa se ocupa. Hemos ganado mucho en rapidez”.

EMBALAJES RINCON trabaja con casi ochenta colores, varios gruesos y medidas diferentes por cada color, y ha tenido que incluir toda la información de esos materiales en la biblioteca del Cut-Rite. A partir de aquí, basta con incorporar los datos de cada tablero nuevo que llegue al almacén. “Con el Cut-Rite, hacer una biblioteca es lo más sencillo del mundo”.

CLIENTES SATISFECHOS

Juan Soriano, carpintero madrileño, es cliente de EMBALAJES RINCON desde hace más de veinte años. “A mí no me interesa cortar ni cantear en mi nave, porque la calidad que me dan ellos, yo no voy a poder conseguirla –comenta-, es muy difícil ver en el canteado un defecto, y cuando monto los despieces, todo encaja a la primera; el corte es limpio, y la escuadra perfecta”.

“Esta mañana hice un pedido de corte en tiras de 18 tableros, y a las cinco de la tarde lo cargo -relata Juan Soriano-. El canteo antes era bueno, pero ahora es una pasada”.

“EMBALAJES RINCON inició en 1990 su andadura en el bricolaje, y apostamos por HOMAG. Seguimos con HOMAG, y confío en que sigamos siendo por muchos años clientes de HOMAG. Porque son todo satisfacciones”, concluye Paco Rincón.