Excelente primer trimestre para los fabricantes italianos de maquinaria

Pandemia y guerra en Ucrania amenazan el resto del año.

El primer trimestre de 2022, a pesar de las significativas diferencias con el anterior, reafirmó las buenas condiciones de salud de la industria de la madera y el mueble. Así lo evidencia la encuesta trimestral realizada por el Gabinete de Estudios de Acimall -la asociación miembro de Confindustria que reúne a los fabricantes italianos de máquinas, herramientas y equipos- sobre una muestra significativa para la producción nacional.
Después de cerrar 2021 con cifras de producción realmente extraordinarias (un 36,9% más que en 2020 y un 11,6% más que en 2019), el año que acaba de empezar parece que va a mantener una tendencia positiva.

En el periodo enero-marzo de 2022, los pedidos aumentaron un 21,7 por ciento respecto al mismo trimestre de 2021, como resultado de una expansión del 35,1 por ciento en el mercado nacional -que sigue mostrando una alta propensión a la inversión- y un moderado crecimiento del 3,3 por ciento registrado por la exportación.

La cartera de pedidos se mantiene estable en seis meses de producción asegurada (6,1 meses en el periodo octubre-diciembre de 2021). Desgraciadamente, asistimos a un fuerte repunte de los precios, con una subida del 5,3 por ciento en el primer trimestre de 2022, continuando la tendencia registrada a lo largo del año pasado.

«Estamos pagando un alto precio por la difícil situación de las cadenas de compra y suministro», afirma Luigi De Vito, presidente de Acimall. «El sistema económico y productivo mundial se enfrenta a una situación que se ha visto agravada por la guerra en Ucrania, así como por la persistente incertidumbre sobre la posible evolución de la pandemia en la segunda mitad del año».

«En estos momentos, todavía es difícil decir cuándo volveremos a la normalidad -concluye De Vito- y, una vez más, nuestros empresarios tendrán que sujetar el timón con firmeza, intentando navegar por sus empresas en una situación en la que cualquier predicción y decisión parece difícil».

Las opiniones recogidas por la encuesta de calidad son básicamente estables. El 48% de la muestra espera que continúe la tendencia positiva de la producción (frente al 57% del trimestre anterior); el 52% espera una estabilidad sustancial (el 43% en octubre-diciembre de 2021). El empleo aumenta según el 38 por ciento de la muestra (frente al 57 por ciento del trimestre anterior), y se mantiene estable según el 62 por ciento (43 por ciento en octubre-diciembre de 2021). Las existencias se mantienen estables según el 33 por ciento de los entrevistados, aumentan para el 48 por ciento y disminuyen para el 19 por ciento.

En comparación con el pasado, de la encuesta de previsión se desprende un menor optimismo: en los mercados exteriores, el 48 por ciento de la muestra espera un periodo de estabilidad (frente al 76 por ciento del trimestre anterior), el 33 por ciento ve una mayor expansión (frente al 24 por ciento), mientras que el 19 por ciento teme una contracción. El mercado nacional se mantendrá en el nivel actual según el 43 por ciento de los entrevistados (frente al 66 por ciento de la encuesta anterior), seguirá creciendo según el 33 por ciento (29 por ciento en el último trimestre de 2021), y disminuirá según el 24 por ciento (5 por ciento en octubre-diciembre de 2021).