domingo , 20 de octubre de 2019

AIRMATIC vende una lijadora HEESEMANN en la prestigiosa firma de Banyoles.


Fusteria GIFREU es una carpintería histórica, de enorme prestigio, referente en el municipio de Banyoles (Girona). Dirigida hoy por la quinta generación familiar, es una empresa tradicional, con experiencia y saber hacer, que confía plenamente en la tecnología para alcanzar la seguridad y la calidad en el trabajo.

Posee un importante almacén de maderas con especies muy variadas y, probablemente, tiene el taller mejor equipado de la zona. Domina la elaboración de la madera maciza, con un capítulo especial para la tornería, y además la chapa natural y la melamina, para un creciente segmento de la decoración y el mobiliario a medida para particulares, decoradores y promotores, normalmente de la zona.

Para el macizo, GIFREU se ha dotado de máquinas de primer nivel, como son una moldurera WEINIG o una espectacular gama de máquinas MARTIN como son la tupí con eje inclinable y cambio de herramienta mediante sistema de cono HSK, compatible con CNC; la escuadradora totalmente automática; o el cepillo y regrueso, también automáticos.

Estas máquinas conforman el póker de la prestigiosa firma alemana, que junto con soluciones de software y seccionadora optimizadora, han sido suministradas por AIRMATIC.

Entre otros productos, fabrica muebles, ventanas, escaleras, pasamanos … Elementos de carpintería para interior y para exterior.

“El gusto por lo rústico y el aspecto natural de la madera sopla a nuestro favor -comenta Pere Gifreu, gerente de la empresa-. Extraemos los tablones del corazón del tronco y buscamos o generamos grietas, fendas y los defectos naturales de la madera”.

EL MACIZO TIENE PULSO

En Cataluña, igual que en otras regiones de España, se trabaja mucho más el panel que el macizo. Con todo, se mantiene un nivel de actividad con la madera maciza, no tanto en el mueble, pero sí en la construcción.

Con las soluciones del Grupo WEINIG para el macizo, las lijadoras calibradoras HEESEMANN o la maquinaria para taller de MARTIN, entre otras máquinas, AIRMATIC es una referencia para aquellas empresas que desean mejorar sus procesos de moldurado, corte y optimización de la madera.

UN CONTROL NUMERICO DE LIJADO

La de GIFREU es la primera lijadora calibradora HEESEMANN que AIRMATIC ha vendido en Girona. “No queríamos lijar a mano -aclara Pere Gifreu-, siempre hemos apostado por mecanizar los procesos y, en la medida de lo posible, con las mejores máquinas”.

Es una máquina bien equipada, flexible, de cambios rápidos, destinada a preparar para su acabado las superficies de madera y de chapa.

“Es un control numérico de lijado, con programaciones para diferentes tipos de lijado y basado en el lijado en cruz con patines transversales y longitudinales -explica Víctor J. Guardo, técnico comercial de AIRMATIC en Girona-. Para comenzar a lijar en un punto determinado, con mayor o menor intensidad. En lugar de por neumática, los segmentos de los patines funcionan mediante presión electromagnética. Con todo lo cual, la precisión de esta máquina es extraordinaria. La mejor lijadora del mercado. Y para toda la vida”.

Fusteria GIFREU cuida escrupulosamente la selección de la madera, la prepara con cuidado y realiza su corte y mecanizado con máquinas de gran precisión. No sería lógico abandonar el tramo final, el acabado de las superficies, a una máquina inferior.

Pere Gifreu (izda.) con Víctor J. Guardo, delegado de AIRMATIC en la provincia de Girona.

“Valoramos otras lijadoras del mercado, pero en lo esencial y en los detalles, nos decantamos por HEESEMANN”, apostilla Pere Gifreu.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.