domingo , 19 de mayo de 2019

Evoluciona de la mano de SCM Group.


GLICERIO CHAVES HORNERO funda su empresa en 1983, en una nave de 500 metros cuadrados y fabricando dormitorio clásico. En 1990 se traslada a su actual emplazamiento, entre los municipios manchegos de Almagro y Bolaños de Calatrava. A partir de ahí, la compañía no ha cesado de crecer, hasta la actualidad.

 

 

Angel Chaves (a la izda.), con Miguel Angel Marqués.

La empresa emplea a 330 trabajadores y factura algo más de 50 millones de euros anuales. Vende el 95% de su producción en la Península Ibérica, a través de tiendas de muebles y grandes superficies de decoración, y progresa en algunos mercados próximos de exportación, como Francia.

Creadora de la prestigiosa marca FORMAS, la empresa GLICERIO CHAVES HORNERO es hoy líder y referencia en el segmento del mobiliario juvenil. Como no podía ser de otra forma, era responsabilidad de otro referente del sector, SCM Group, acompañarle en su camino hacia el éxito.

“A través de su delegado en Castilla-La Mancha, Miguel Angel Marqués, SCM siempre nos ha asesorado con acierto y desinteresadamente, con una gran profesionalidad”, afirma Angel Chaves, actual gerente de la empresa ciudadrealeña, quien nos recibió en la fábrica, como siempre, con amabilidad y toda la atención.

 

LOTES UNITARIOS Y ALTA PRODUCCION

GLICERIO CHAVES HORNERO fabrica en la actualidad del orden de 7.000 ambientes anuales. Muchos muebles son realizados a medida, para lo cual es necesario disponer de maquinaria rápida y versátil. Con alta capacidad, pero también con enorme flexibilidad de producción. Fabrican lotes grandes y unitarios a la vez, a partir de programaciones semanales.

SCM vendió a la firma manchega la primera línea STEFANI “Tandem”, de chapeado de canto. Una composición extremadamente flexible, que permite la fabricación rápida y eficiente de lotes uno. Hoy la fábrica dispone de tres líneas de este tipo. “SCM respondió con total acierto a nuestras necesidades de producción -rememora Angel Chaves-. Fue un punto de inflexión en nuestra empresa, para lograr ser mucho más competitivos en el mercado”.

 

SCM vendió a GLICERIO CHAVES HORNERO la primera línea STEFANI “Tandem”, de chapeado de canto.

 

Son líneas de lote uno. Donde se puede realizar piezas distintas, una tras otra, de diferentes colores y medidas. Con las “Tandem” de STEFANI se da un valor añadido muy importante al mueble, ya que todas las piezas que salen de esta fábrica pueden garantizar que están a escuadra, lo que asegura que no haya ninguna sorpresa a la hora del ensamblaje y montaje de los muebles.

MAHROS representó en esta empresa un impulso determinante a la automatización de los procesos de fabricación, potenciando su grado de organización y la flexibilidad productiva.

 

MAHROS representó en esta empresa un impulso determinante a la automatización de los procesos de fabricación.

 

A partir de un primer centro de mecanizado MORBIDELLI “Author 504”, GLICERIO CHAVES HORNERO cuenta hoy con más de 20 taladros a control numérico de SCM, y en estos días aguarda la llegada del modelo más potente de toda la gama, un “Power Flex”, todo lo cual da prueba de su confianza en la tecnología de la firma italiana.

“Confiamos en SCM por la magnífica respuesta que nos han dado siempre, nunca nos han defraudado -concluye el gerente de GLICERIO CHAVES HORNERO-. Nos escuchan y desarrollan para nosotros las máquinas que necesitamos para continuar creciendo y mejorando”.

 

GLICERIO CHAVES HORNERO cuenta hoy con más de 20 taladros a control numérico de SCM.

 

EN LA VANGUARDIA DE SU SECTOR

GLICERIO CHAVES HORNERO es la referencia en el mercado español de mueble moderno y juvenil, con su conocido catálogo “Formas”. Que incluye armarios, mesillas, cajones y puertas, puentes, escritorio, literas, nidos… Artículos muy configurables, que permiten adaptarse a cualquier necesidad del cliente.

Completa la gama una familia de muebles para bebés. En total, son casi 10.000 referencias.

El futuro de este sector en España pasa por la exportación a otros países. GLICERIO CHAVES HORNERO se propone crear líneas de producto exportable, además de afianzarse como referentes en la Península Ibérica.

“Un 20 por ciento de los pedidos son especiales -informa Ramón Ascarza, director de la oficina técnica-. A partir del modelo estándar seleccionado por el cliente final, y teniendo en cuenta las peculiaridades de su espacio o composición, tratamos estos muebles de una forma única y exclusiva, personalizada”.

 

 

Distingue al producto de GLICERIO CHAVES HORNERO un precio muy competitivo, con una calidad elevada y un diseño actual y moderno. Con plazos de entrega que, de media, cumplen los 30-35 días.

Cada dos años, la compañía renueva sus catálogos. “Tratamos de actualizarnos con las tendencias que mandan en el mercado -concluye Angel Chaves-. Tenemos capacidad de respuesta y vocación de estar al día. Igual que SCM Group. Porque tenemos la Responsabilidad de ser Referencia”.

 

 

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.