lunes , 19 de noviembre de 2018

La firma valenciana, de GRUPO HURTADO RIVAS, mejora sus cifras especialmente en el sector del mueble de cocina, en el que multiplica por 2,5 sus ventas.


Hurtado Maquinaria ha aumentado su facturación un 26% durante los primeros cinco meses del año. La primera parte del ejercicio está siendo “un fiel reflejo de la evolución de la economía”, según el gerente de la División de Maquinaria para la Madera de Grupo Hurtado Rivas, Alberto Hurtado. Además, la feria FIMMA-Maderalia, celebrada en febrero “resultó muy positiva para el sector, porque ha confirmado la excelente tendencia”.

Concretamente, las ventas en el sector del mueble de cocina se han multiplicado por 2,5 respecto al mismo periodo del año anterior y Hurtado augura que “la tendencia va a mantenerse durante todo el 2018”. Los pedidos de este tipo de instalaciones oscilaron entre los 24.500 y los 125.000 euros por máquina en 2017. En cambio, el primer semestre de 2018 arroja cifras de hasta 250.000 euros.

En los primeros cinco meses del año, Hurtado Maquinaria ha facturado pedidos por un valor de 1,6 millones de euros

Además del sector del mueble de cocina, la empresa sostiene que hay otros subsectores que están funcionando especialmente bien. Es el caso de la maquinaria para la fabricación de platos de ducha. “Con la recuperación de la economía tras el ajuste de la crisis, las familias se animan a reformar baños y cocinas. Es un buen termómetro para saber cómo va el ciclo económico”, señala Hurtado. El coste de este tipo de máquinas para hacer platos de ducha puede oscilar entre los 20.000 y los 650.000 euros.

 

Instalación de seccionado automático con almacén inteligente para mueble de cocina.

 

Otro de los sectores donde se mantiene la buena situación es el sector del envase para frutas.  En este sentido, Hurtado Maquinaria vende máquinas para la fabricación de tablero contrachapado destinado a la elaboración de cajas de fruta. “La filosofía productiva en este sector está cambiando, sustituyendo prensas multi huecos a prensas mono hueco”. La inversión en este tipo de instalaciones ronda el millón de euros, pero “la operación es completamente amortizable ya que se mejora notablemente la productividad, se reducen los tiempos muertos, a la vez que permite emplear hasta un 80% menos de mano de obra”.

Hurtado argumenta que el sector del mueble tradicional valenciano no se ha recuperado con la crisis. “Apenas ya existe en la provincia de Valencia. Han quedado muy pocos negocios, casi todos familiares”. Por último, el gerente matiza que, “pese a que el mueble infantil y juvenil se recupera, la competencia a nivel nacional es muy fuerte”.

En los últimos meses, el Grupo Hurtado Rivas ha incrementado su plantilla. Ahora supera los 50 empleados cuando antes no llegaba a los 40. En 2014, Hurtado Maquinaria ya recuperó los mismos volúmenes de facturación que en 2007, justo antes de la crisis. Cada año la facturación ha ido aumentando progresivamente, siendo la proyección para 2018 un 70% mayor que 2014. En los primeros cinco meses del año, Hurtado Maquinaria ha facturado pedidos por un valor de 1,6 millones de euros.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.