Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

Joan Colón: “En cuatro días, me he convertido en mecanizador”

FUSTERIA COLON avanza con RIERGE en el campo de la modelistería.

Hace 55 años que nació FUSTERIA COLON. Muy pronto entró en el mundo del modelaje, y creó una división de embalaje especial, precisamente para el envío y transporte de las piezas fabricadas para los clientes. De piñones y bielas se ha pasó a diseñar y generar modelos para los asientos de los coches. “Hemos hecho infinidad de piezas para moldes, sobre todo para el mundo de las motos –comenta Joan Colón-. Con la irrupción de la maquinaria CNC, donde se podía fabricar directamente el molde, nos encontramos de repente fuera de juego. Hoy con la máquina de RIERGE somos capaces de ejecutar el proceso íntegro del modelaje, con calidad, precisión y rapidez, como desean nuestros clientes”.

Joan Colón dibuja en 3D. También imparte clases sobre la materia. Estrechamente ligado al mundo del motociclismo, en su carpintería de Salt (Girona) diseña, mecaniza y fabrica piezas en madera, placa master o composites, que los creadores de moldes de plástico y metal emplean para fabricar sus prototipos y piezas perdidas.

“Acabo mis diseños en madera y los moldistas los utilizan para fabricar las matrices que servirán para realizar los moldes de futuras piezas de coches y motos –relata el gerente de FUSTERIA COLON-. Mediante un escáner láser y el centro de mecanizado a control numérico de RIERGE, digitalizamos cada pieza, generamos un fichero de la misma, y somos capaces de fabricarla con placa master”.

La MM-3000 de RIERGE es un centro de mecanizado a control numérico de cinco ejes, capaz de hacer cosas muy complicadas. Los operarios de COLON ya son capaces de controlarla y ejecutar cualquier programa.

 

 

La máquina porta cabezal de cinco ejes, cambio automático de herramienta y plato divisor. Dispone de una mesa grande, de 3 x 2 metros. La altura de trabajo también es sobresaliente: 780 milímetros, sin contar con la herramienta. Incorpora un buen control SIEMENS y la velocidad de trabajo es interesante: de 6.000 a 16.000 r.p.m., dependiendo del material a mecanizar. Otra de sus ventajas es la aspiración potente y continua del polvo generado durante el mecanizado.

Asimismo, la MM-3000 de RIERGE admite herramientas básicas y también especiales, que permiten incrementar y mucho el rendimiento de la máquina. Todo depende de la pieza a elaborar, así como el material y la velocidad a emplear.

TECNOCIM se ha encargado de la instalación, puesta en marcha y formación de la solución CAD/CAM TOPSOLID. Gracias a TOPSOLID FUSTERIA COLON puede diseñar los moldes desde cero o importarlos de otro sistema CAD y generar las trayectorias de mecanizado de 2 a 5 ejes para su ejecución en la máquina RIERGE.

“Puedo diseñar, proyectar y realizar los mecanizados de las piezas acabadas –explica Joan Colón-. Tengo el círculo cerrado. Hasta ahora preparábamos los bloques y terminábamos los moldes, pero faltaba el paso intermedio: la máquina”.

El principal cliente de COLON es el mecanizador del hierro. “Necesitaban alguien que mecanizara madera, composites o placa master”. Estos tenían un problema de cabezal, ya que las velocidades de giro con el hierro son muy superiores (24.000 revoluciones por minuto, frente a 16.000 como máximo en la madera).

 

Primer molde que Fusteria Colon programó con TopSolid y mecanizó con la máquinas de Rierge.

 

“Logramos un acabado perfecto. Mis clientes esperaban esto hace tiempo, y ya tengo en cartera varios moldes; cada cual más complejo que el anterior”. Asesorado por técnicos de TECNOCIM, proveedores para los clientes de RIERGE del software TOPSOLID, Joan Colón coge poco a poco las riendas de esta nueva realidad, y se ve capaz día a día de atender cualquier demanda de sus clientes, por compleja que ésta sea. “En cuatro días, me he convertido en mecanizador”.

Entre todos logramos hacer cualquier pieza, por difícil que sea. La máquina de RIERGE garantiza que es posible. Es tarea nuestra ser capaces de programar las piezas, sin ayuda externa.

“He arriesgado todo por dar este importante paso, que era clave para afrontar el futuro –concluye Joan Colón-. La predisposición de nuestros clientes, sumado a la tecnología, la calidad de la máquina y el asesoramiento técnico que nos han brindado RIERGE y TECNOCIM, nos aseguran el éxito. Es sólo una cuestión de tiempo”.