Advertisement

La digitalización progresa, también en las pequeñas empresas

i.A. Volker Jahnel, Senior Manager Europe de SCHULER Consulting GmbH.

HOMAG y SCHULER Consulting están ofreciendo soluciones digitales para Carpinterías, PYME e industria.

La gente joven que irrumpe en el sector querrá finalmente trabajar con Apps, software, tablets y smartphones, para controlar y optimizar la producción, el mantenimiento y el servicio. Es un proceso lento. Para algunos todavía está muy lejos la mentalidad de tener una fábrica digitalizada. No obstante, carpinteros y fabricantes de muebles comprenden que, para ser competitivos, tienen que avanzar hacia la informatización de sus negocios. Y, por supuesto, deben tener sus fábricas y talleres bien organizados. Porque pierden mucho tiempo, y la competencia no duerme.

Avalados por el software y la maquinaria de HOMAG, entramos cada vez más en pequeñas empresas que, hasta hace poco, lo hacían todo con lápiz o con fax. Ahora desean probar los programas de HOMAG: woodWOP, woodNEST, intelliGUIDE, intelliDIVIDE, tapio, service Board, Machine Board… dando pequeños grandes pasos hacia la digitalización y la comunicación en sus empresas. Es cierto que, hasta hace muy poco, no existían productos con los que el carpintero pudiese iniciarse en la digitalización, con pequeñas inversiones. Emprender el cambio suponía un importante desembolso en implantación y en obtener las licencias del software. Ahora es posible ir alquilando productos digitales a medida: Módulos pequeños, apps basadas en web, asistentes… según el uso que se requiera. Son soluciones para el sector, fácilmente manejables desde el ordenador de la oficina, la tablet o el propio teléfono móvil.

HOMAG exhibió en LIGNA, el pasado mes de Mayo, tres mini fábricas. Soluciones a partir de una carpintería de cinco empleados. Es el futuro, y no hay otro camino. La maquinaria actual es muy compleja. Para conectar, controlar y generar los datos precisos para que todo funcione bien, exige el apoyo de un sistema digital. Con la información actualizada en tiempo real es posible detectar y subsanar los cuellos de botella.

La comunicación es cada día más fluida con el cliente, porque se está consumando un relevo generacional. Los jóvenes lo tienen muy claro, y están más acostumbrados a utilizar un smartphone o la tablet en su trabajo diario. Quienen y piden aplicaciones. Todos utilizamos la App de Google Maps para llegar rápidamente al destino; lo mismo se puede hacer para consultar el flujo de la producción, para optimizar los tableros antes de proceder al corte, para llevar al día el mantenimiento de cada máquina, para consultar con el servicio técnico si se detecta una anomalía, etc. Porque también existen productos digitales de servicio, no solo de fabricación. HOMAG se ha dado cuenta que es fundamental entender qué producto es adecuado para cada cliente y, finalmente, darle soluciones globales. Software y maquinaria.

En este escenario SCHULER Consulting ofrece a sus clientes un asesoramiento cercano, para orientarles hacia una solución, para mejorar y ser eficientes y más competitivos. Sólo así es posible erradicar el miedo al cambio.

Necesitan mucho apoyo. A nivel hot line, de servicio técnico y de formación. Hay que guiarles. No se puede esperar hasta que un cliente llame, desorientado y perdido. Y encontrarlo junto al terminal de su máquina parada; ajustando, buscando o haciendo el programa.

Con HOMAG los clientes ven resultados, empiezan a confiar en la digitalización y trabajan tranquilos y a gusto. Producen más rápido. Con total transparencia, tienen información y controlan la producción. En definitiva, se ven más fuertes que su competencia. Como confirman cada vez más empresas, que lideran sus sectores y conquistan nuevos mercados.