Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

La KOCH SPRINT en la época del nesting

Un método flexible y económico de flexibilizar la producción personalizada para un cliente final cada vez más exigente.

El nesting se ha convertido en protagonista de nuestras pequeñas y medianas empresas. Todos los grandes grupos industriales han desarrollado opciones de todas las calidades y producciones para hacer frente a este método flexible y económico de flexibilizar la producción personalizada para un cliente final cada vez más exigente. 

Sin embargo, resolviendo todas las mecanizaciones en vertical queda pendiente todo lo horizontal, que hay que solucionar con garantías en otros proceso, para evitar el colapso en tiempo del CNC. Ésto se resume en dos acciones pendientes: la inserción de uniones y la mecanización para elementos de cierre. 

Para algunos es una aventura, para otros una mala elección les hace perder todo lo que se gana en el proceso de nésting. Ya hace décadas que la empresa KOCH ofrece al mercado sus modelos de máquinas que se adaptan a todas las producciones: desde las de 100 piezas por minuto hasta las máquinas complementarias al nesting y que participan activamente de la producción.

Los modelos Sprint resuelven rápidamente los trabajos de taladrado, e inserción de clavijas, con multitud de variables, accesorios y posibilidades. Desde las máquinas más sencillas hasta las más altas en dotación, la tecnología alemana es visible en todos sus elementos: opciones de seguridad, velocidad de realización de los trabajos, garantizado del encolado de cada clavija, elección de trabajo independiente (taladro, encolado o inserción de clavija)…

El gran secreto es que el ataque del motor directo que se mueva por CN con ayuda de la cremallera permite altas prestaciones de realización y su sistema de cola a presión directa que no deja que toque el aire hasta que sale por la boquilla del inyector patentado por KOCH hace ahorrar mucho tiempo de limpieza y ahorra material: se inyecta la cantidad programada en cada inyección, y como el circuito no contiene aire, no hace falta limpiar todo el circuito antes de un fin de semana o unas vacaciones. Y con una operación de 6 segundos se realiza el mantenimiento del inyector.

Precisión, ahorro de cola en limpieza, seguridad de trabajo, calidad de componentes, facilidad de programa… permiten a cualquier carpintería poder trabajar con estas máquinas para las uniones de las testas de los muebles y esconder tiempos de producción simultaneando trabajos de nesting y clavijado.

Algunas versiones de la Sprint (base.line y pro.line), producida en Leopoldshöhe completamente, permiten realizar algunos taladros verticales cerca del borde de los tableros para ahorrar tiempo en ciertas piezas de pequeñas dimensiones y para quitar trabajo a los CNC del nesting, que se puede saturar en algunas épocas. Incluso las versiones más evolucionadas permiten inserciones de ciertos elementos plásticos y metálicos, junto con mecanizaciones de fresado particulares y a medida en sus versiones “select.line”, que se diseñan incluso para desarrollos particulares del cliente (patentes, trabajos de piezas especiales fuera de mercado…) . 

Se trata de máquinas de alta capacidad y resistencia, con mantenimiento reducido y fácil de adaptar a nuestras empresas, con servicio técnico en España y un recorrido a lo largo del tiempo que las coloca en el cajón alto del pódium de las clavijadoras. Evolucionando con el tiempo se adpta a requerimientos de la tecnología 4.0, y métodos de producción semiatomáticos (códigos de barras, alternado de fases de trabajo en cada campo…)

No se trata de una novedad, sino de la revitalización de las clavijadoras por las que Koch siempre tuvo reconocido prestigio, motivada por las nuevas circunstancias del mercado y que ahora son accesibles para “todos los públicos”.