La nueva KUBE de ITALPRESSE, en MONTANINO

La prensa robusta y fiable de siempre, ahora completamente automatizada.

Se acabó todo aquello de apretar las piezas de los muebles, partidos en detalles, con múltiples gatos. Con ITALPRESSE, los módulos completos quedan encolados y listos para ser expedidos.

La prensa ITALPRESSE modelo KUBE adquirida por MONTANINO es una máquina muy sencilla, pequeña, que no precisa siquiera neumática para pegar las piezas. Una vez descargada del camión, se nivela y enchufa a la corriente en un momento, y se puede comenzar a trabajar con ella.

Tiene diferentes niveles de presión de pegado, en función de los materiales a unir. Asimismo, el cliente determina sus dimensiones, de acuerdo con las medidas del mobiliario que fabrica. Por ejemplo MONTANINO, para hacer sus módulos de cocina, tiene un área de trabajo de 2,60 metros de ancho por 1,30 de alto.

 

 

La prensa funciona con un sencillo temporizador donde se programa el tiempo que debe actuar la cola; tiempo que marca el propio fabricante del adhesivo. El contador se pone en marcha en cuanto la máquina nota una presión con el módulo. Una vez cumplido el tiempo programado, la prensa se abre automáticamente. Es un sistema muy sencillo, pero muy interesante para el ebanista, que no se tiene que preocupar de controlar tiempos y adherencias mientras elabora su mueble.

ITALPRESSE es el gran especialista del prensado de muebles. Extendida en el mundo y muy conocida en España, la marca italiana lleva muchos años liderando el mercado. Con KUBE, da un paso adelante en la automatización de los procesos en las carpinterías y fábricas de muebles.

MONTANINO

MONTANINO es una empresa con veinticinco años de experiencia en el mundo de la carpintería, la ebanistería y la fabricación de mobiliario a medida. Dirigida por personas jóvenes y emprendedoras, esta firma tiene cuna de ebanistas, y destaca por su creatividad, inventiva y calidad.

Desde siempre, MONTANINO incorpora a su taller de Arganda del Rey, en Madrid, la última tecnología conocida tanto en maquinaria como en materiales, para alcanzar un producto con la máxima calidad posible, con un precio competitivo.