martes , 21 de agosto de 2018

Los fabricantes exportaron de enero a marzo un 22,1 por ciento más que en el primer trimestre del año pasado.


Las cifras del primer trimestre de 2018 son claras: Será un año positivo para los fabricantes italianos de maquinaria para la industria del mueble y la madera y sus derivados. Esta tendencia ha sido confirmada por la encuesta trimestral de Acimall, la asociación del ramo, miembro de Confindustria, que presenta un primer trimestre en línea con los excelentes resultados de 2017.

El año pasado, como se sabe, el cerró con un crecimiento en el valor de la producción de un 10,5 por ciento en comparación con el año anterior, logrando un récord histórico de 2.27 mil millones de euros. Ahora, el período de enero a marzo mantiene vivo el optimismo, registrando un crecimiento del 19,2 por ciento en comparación con los primeros tres meses de 2017.

La exportación sigue siendo el factor clave (un 22,1 por ciento más que en el primer trimestre del año pasado), mientras que el mercado interno ha registrado un incremento de tan solo el 3,7 por ciento.

 

 

De sobra es conocida la sólida vocación de las empresas italianas para responder a las necesidades de los usuarios en todo el mundo, mientras que el mercado italiano está volviendo a un ritmo de compra más moderado, después de unos meses de auge en las inversiones, apoyadas por las medidas e incentivos del plan Industria 4.0.

La encuesta de Acimall también indica que la cartera de pedidos ha rebajado su expectativa a 3.4 meses (desde 3.6 en el trimestre anterior), mientras que los precios a partir del 1 de enero han aumentado ligeramente (0.6 por ciento).

Según el 65 por ciento de los encuestados, la tendencia en el ritmo de producción es positiva (estacionaria según el 29 por ciento, disminuyendo según el 6 por ciento).

El empleo es estable, de acuerdo con el 35 por ciento de la muestra, aumentando en un 53 por ciento y disminuyendo en un 12 por ciento.

Las existencias disponibles son estables, según el 65 por ciento de los entrevistados, disminuyendo en un 29 por ciento y aumentando en un 6 por ciento.

En cuanto a las perspectivas a corto plazo, el 41 por ciento de los entrevistados espera una expansión de los pedidos de exportación, mientras que el 47 por ciento pronostica una tendencia a la estabilización. El 12 por ciento teme una reducción (el saldo actual es positivo en 29 puntos).

El 23 por ciento de la muestra confía en el mercado interno; el 65 por ciento espera tendencias de ventas estables dentro de las fronteras nacionales, mientras que el 12 por ciento cree que la demanda disminuirá (saldo actual positivo en 11 puntos).

 

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.