sábado , 15 de junio de 2019

La empresa de Castelldefels, fundada en el año 1929, lleva fabricando maquinaria para el barnizado desde los años sesenta y participa también desde entonces en las más prestigiosas ferias internacionales del sector.


La nueva gama de robots de barnizado con sistema rotativo o carrusel de esta empresa aporta no tan sólo una calidad inmejorable en el acabado sino también un considerable ahorro de barniz, disminuyendo de esta manera los costes de producción y respetando mucho más el medioambiente.

 

Las empresas que ya utilizan robots con el sistema «alternativo» tradicional son las primeras en apreciar la buena respuesta que ofrece el sistema rotativo frente al actual, pudiendo ahorrar más de un 20% en productos de aplicación ya que el pulverizado es más preciso y evita la formación de un elevado «overspray» en cabina, por un lado, y por otro es mucho más eficaz la recuperación de restos de barniz sobre la banda.

 

Si comparamos un sistema alternativo equipado con el mismo número de pistolas, la mayor frecuencia de paso de pistola que se consigue en el robot rotativo permite disparar a una distancia de la pieza mucho menor a la que se requiere para barnizar en un sistema alternativo, esto permite aumentar la tasa de transferencia al mismo tiempo que se reduce el «overspray». En definitiva, se reducen las pérdidas de producto aplicado, se aumenta la capacidad productiva del robot y se acortan los tiempos de mantenimiento y limpieza ya que la cabina se mantiene mucho más limpia .

 

Con este tipo de robot equipado con 8 pistolas se puede aplicar tinte sin que se formen rayas ni sombras, a velocidades de hasta 15 m/min, lo cual duplica la velocidad de un sistema alternativo equipado con el mismo número de pistolas. Además el movimiento rotativo resulta suave y continuo ,comparado con el vaivén de los brazos del sistema alternativos lo que supone un menor «stress» mecánico.

 

Los robots rotativos de Barberán incluyen además un sistema patentado llamado «Push Pull» con el que se pueden llegar a barnizar las «zonas muertas» de las piezas, donde no llegan los robots convencionales. Este sistema está basado en el movimiento que efectúan las pistolas en el mismo carrusel.

 

El sistema constructivo empleado por Barberán en esta gama confiere a los modelos una gran robustez, precisión en la aplicación y fiabilidad en el funcionamiento. El tiempo necesario para las operaciones de mantenimiento y limpieza son mínimos comparados con los que requiere un robot alternativo.

 

En definitiva se trata de una gama de robots creada para el ahorro de producto, energía y tiempo, con una gran eficiencia en la recuperación barniz sobre la banda, una gran precisión y calidad de aplicación.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.