OSONA FUSTES presume de calidad en el acabado

RIERGE y TWINCAM, combinación idónea para fabricar mobiliario.

Nacida en 1978, en pleno boom de la construcción, OSONA FUSTES, S.L. atesora más de 40 años de experiencia y transita por su segunda generación. Haciendo para el particular y empresas todo tipo de trabajos de carpintería; obra nueva, mobiliario, puertas y armarios, reformas completas y muchas reparaciones. Con madera y también con otros materiales alternativos, “los más apropiados para cada ocasión”.

Este mes de febrero ha hecho un año que OSONA FUSTES adquirió su centro de mecanizado RIERGE. “Tenemos una gran máquina y un buen chófer para ella. Vemos satisfechas nuestras expectativas, y no pasa un día que no la pongamos en marcha; a menudo las ocho horas de trabajo”, asegura Xavier Puigdesens, gerente de la empresa.

Esta pequeña carpintería de Vic presume de calidad en el acabado, minimizando los errores, gracias a su software TWINCAM, con el que dibuja los muebles, y con el CNC de RIERGE, con el que fabrica y mecaniza las piezas; facilitando de esta forma el posterior montaje de los muebles a los instaladores.

EASYNEST

OSONA FUSTES no dispone de seccionadora, así que optó por un centro de mecanizado RIERGE modelo Easynest 3021-A Gantry, con mesa multifunción, con las medidas apropiadas para el trabajo que llevan a cabo. Las placas de 2,85 x 2,07 se sitúan directamente en la bancada de 3,00 x 2,10, sin pasar por la escuadradora. Con una Z útil de 100 mm., el mártir bien situado y la potencia de succión de las dos bombas de vacío, los mecanizados se desarrollan con solvencia. Las medidas y configuración de la máquina permiten incluso realizar mecanizados en los laterales de las piezas.

RIERGE incorpora a sus centros de mecanizado un control numérico real, de SIEMENS. Rápido y preciso a la hora de ejecutar el trabajo, el cerebro de la máquina piensa antes que el mecanizado.

OSONA FUSTES invierte en atender sus pedidos aproximadamente la mitad de tiempo que antes de tener la RIERGE. “Mis clientes están más contentos, porque la producción en el taller es mucho más rápida, los acabados son mejores y, por tanto, la instalación también se hace con mayor facilidad y velocidad”, señala Xavier Puigdesens.

El taller se ha dotado de tecnología para acometer cualquier trabajo de mobiliario que se les pida. “Para nuestro perfil de cliente, que no nos pide series ni remesas, sino fabricación especial y a medida, la RIERGE es una opción ideal, porque las cosas salen perfectamente del taller, los módulos ya montados y el proceso muy avanzado, con lo que la instalación se hará deprisa y correctamente, quedando para la obra lo que es imprescindible en la obra”.