Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

Perdura la tendencia negativa para los proveedores italianos de tecnología para las industrias de la madera y el mueble

El sector registró de abril a junio una reducción de pedidos del 39,2% en comparación con el mismo período del año pasado.

El período abril-junio de 2020 no ha traído, lamentablemente, ninguna noticia sorprendente y la encuesta trimestral de la oficina de estudios de Acimall -asociación miembro de Confindustria de empresas de tecnología de la madera y el mueble- muestra una situación difícil: la caída de los pedidos de maquinaria y herramientas para trabajar la madera es fuerte, en consonancia con todos los segmentos de la ingeniería mecánica y toda la economía. 

Este resultado era inevitable, teniendo en cuenta el cierre de fábricas en abril y la lenta y gradual recuperación de las operaciones de fabricación en mayo. El mes de junio fue «plenamente operativo», pero no pudo salvar el resultado final del tercer trimestre, profundamente afectado por los despidos masivos y el trabajo a distancia, que inevitablemente cambió el modelo de organización de la mayoría de las empresas. Así pues, sólo podemos esperar un repunte de la demanda que, según varias fuentes, se espera en los próximos meses, tanto del mercado nacional como del extranjero.

Pasemos a las cifras. la encuesta trimestral -realizada sobre una muestra estadística representativa de toda la industria- muestra que la industria italiana de máquinas y herramientas para trabajar la madera registró una reducción de pedidos del 39,2% en comparación con el mismo período del año pasado, como resultado de una disminución del 34,2% en la demanda internacional y un impresionante colapso del 59,2% en la demanda nacional.

La cartera de pedidos se extendió a lo largo de 2,4 meses (frente al 2,6 del primer trimestre) y, desde principios de 2020, los precios han aumentado un 0,5% (0,8% a finales de marzo de 2020). Los ingresos también disminuyeron, en un promedio del 29,8%.

La encuesta de calidad habla por sí misma y refleja las expectativas de los propietarios de negocios: El 7 por ciento de los entrevistados indica una tendencia positiva de la producción (frente al 12 por ciento en el primer trimestre), mientras que el 86 por ciento informó de una disminución de la producción (frente al 69 por ciento en enero-marzo); el 7 por ciento restante indica una situación estable (frente al 19 por ciento).

Sorprendentemente, el empleo se está «manteniendo»: a finales del primer trimestre de 2020, el 69% de las empresas esperaba una disminución del empleo, ahora esta cifra ha bajado al 47%, mientras que el 53% cree que la tendencia del empleo se mantendrá estable (frente al 75% de hace tres meses). Nadie espera una tendencia positiva para el empleo. 

Las existencias disponibles se mantienen estables según el 27 por ciento de la muestra, mientras que el 20 por ciento espera un crecimiento y una reducción del 19 por ciento.