Primer semestre extraordinario para la maquinaria italiana para la madera

Con un crecimiento de los pedidos del 42,2% respecto al semestre anterior.

El desarrollo de la pandemia ha impactado ciertamente en todas las tendencias económicas, incluyendo las máquinas, herramientas y equipos para la producción de madera y muebles. Esta tendencia tiene algunas «peculiaridades» que han sido claramente identificadas en el análisis del Gabinete de Estudios de Acimall, la asociación de fabricantes italianos de maquinaria y equipos para las industrias de la madera y el mueble, sobre el primer semestre de 2021.

En el periodo enero-junio de 2021, los pedidos de maquinaria y herramientas de madera-mueble aumentaron un 100,3% respecto al mismo semestre de 2020. La demanda de los mercados internacionales -reafirmando la tradicional vocación exportadora de la industria- registró un incremento del 88,7 por ciento, mientras que el mercado nacional fue aún más vivo, con un aumento de los pedidos del 190,8 por ciento.

Estos resultados son bastante significativos, pero hay que tener en cuenta que se comparan con el primer semestre de 2020, es decir, el periodo en el que la pandemia del Covid 19 tuvo su mayor impacto en todo el sistema económico y productivo mundial. No obstante, esta tendencia de crecimiento es significativa, no se trata de un simple «rebote», sino de una importante expansión estructural.

En términos semestrales, el primer semestre de 2021 mostró una tendencia positiva en comparación con el semestre anterior, de julio a diciembre de 2020, con un crecimiento de los pedidos del 42,2% (más el 31,9% de la demanda internacional, más el 49,2% en Italia). 

«Estas cifras son alentadoras y nos ayudan a olvidar los problemas que hemos estado atravesando en nuestra vida industrial y económica», observa Luigi De Vito, presidente de Acimall. «Si añadimos que el período enero-junio de 2021 registró un crecimiento del 40,2% en comparación con el primer semestre de 2019, no podemos pensar que realmente esto es sólo un «rebote», sino una tendencia orgánica y estructural, que atestigua la competitividad global de nuestra industria y nuestro papel de socio de referencia para la industria manufacturera italiana, un modelo establecido de estilo y calidad».

Luigi De Vito, presidente de Acimall.

«Desgraciadamente, todavía hay algunas dudas sobre el futuro próximo, sobre todo debido a la escasez de materias primas, componentes y agregados. Esta situación está afectando negativamente al plazo de entrega de los materiales, un problema que debe resolverse cuanto antes para detener la tendencia al alza de los precios», concluye De Vito. 

El sector de la maquinaria para la madera y la industria del mueble ha superado esta temporada tan difícil gracias a unas sólidas bases de ingeniería, industriales, financieras y empresariales que han apoyado el repunte de los últimos meses. Este resultado también se ha visto respaldado por los incentivos del nuevo plan italiano de Transición 4.0, y por medidas similares introducidas en muchos países. La industria italiana sigue ofreciendo una tecnología muy avanzada, fruto de su capacidad de innovación y de negocio, que siempre ha distinguido a los actores del «made in Italy».