PRODIM presenta PROLINER 

Una máquina de medición mecánica y portátil.

PRODIM es una empresa con sede en los Países Bajos, que opera en todo el mundo, incluida España, desde hace 22 años. Presente en múltiples sectores, ha desarrollado para los profesionales de la madera y el mueble la solución Proliner, una máquina de medición mecánica y portátil, muy fácil de usar, que funciona con una pantalla táctil de 10 pulgadas, un bolígrafo y un mando a distancia.

“El operario va con el bolígrafo al punto donde quiere medir, y lo valida con el mando a distancia -explica Jorge Seixas, gerente senior de ventas internacionales de PRODIM. Puede validar puntos únicos o continuos. Por ejemplo, la forma de una ventana o los parámetros de un mueble a medida. El resultado de las mediciones es un archivo muy ligero que se puede enviar en formato digital con un USB o por Blutooth al proyectista o directamente a la fábrica donde se va a hacer ese producto. La empresa, desde su oficina técnica, podrá transmitir fácilmente esas medidas a las máquinas de corte o también al nesting y a los centros de mecanizado”.

La portabilidad es una gran ventaja de esta solución de PRODIM. La máquina dispone de una longitud de cable de 7,5 ó de 10 metros. Es posible medir, desde una posición, hasta 20 metros. Respecto a su precisión, el margen de error es entre 0,8mm a 0,2 mm, en un rango de 15 a 20 metros. Medir con esta máquina permite trabajar en los proyectos en 2D ó en 3D, con una mayor amplitud de lo que se está haciendo. Al final se trata de medir un volumen, en vez de unas distancias.  

En definitiva, se trata de una solución idónea para fabricantes y montadores de cocinas, de elementos para náutica o caravanas y, en la construcción civil, para los instaladores de ventanas, puertas, fachadas, etc. En general, proyectos donde las medidas han de ser exactas, para ahorrar materiales y para no tener ningún problema en la instalación. 

PRODIM se presentó en la pasada Inside de BIESSE Ibérica, celebrada a mediados de junio. “Queremos ayudar al carpintero a hacer las cosas bien, a ahorrarle tiempo y posibles errores -afirma Jorge Seixas-. También la mediana y gran empresa puede beneficiarse de la precisión y comodidad en cualquier medición que se realice durante la fabricación, la instalación o el montaje de los productos”. 

PRODIM presentó PROLINER en la Inside Barcelona de BIESSE Ibérica, el pasado mes de junio.

PRODIM observa que la carpintería de madera en España requiere de buenos aparatos de medición ya que, en la instalación de puertas, ventanas, armarios, cocinas, etc. a menudo los huecos son diferentes e irregulares, incluso se trabaja mobiliario y carpintería de techo a suelo, “y no debemos estar expuestos a que un mueble no quepa en su lugar por culpa de unos milímetros –remarca el gerente de la marca holandesa-. Es el momento de superar el sistema analógico y trabajar con otro digital. Al alcance del pequeño carpintero e incluso el artesano”.

Completamente centrados en la satisfacción del cliente, PRODIM ha optado por dirigirse a ellos directamente en su sitio web español www.prodim-systems.es, sin la mediación de distribuidores. “Tenemos agentes locales, pero nosotros proveemos de todo: demostraciones, formaciones y el soporte técnico vitalicio”, concluye el responsable de ventas a nivel internacional de PRODIM. Una firma que cuenta con más de doscientos clientes en España; un 15% en el sector de la madera y el mueble.