viernes , 25 de mayo de 2018

Un CNC que incorpora dos sistemas de sujeción de las piezas: mesa para nesting y consola porta ventosas.


SARASA es una carpintería con tradición y oficio, fundada en el año 1910 y afincada en el municipio de Torroella de Montgrí (Girona), que en su tercera generación ha sabido apoyarse en la más moderna tecnología para adaptarse e incluso anticiparse a la realidad del mercado.

Esta prestigiosa empresa catalana es la primera que ha adquirido la última innovación de RIERGE: El centro de mecanizado EVOLUTION, que incorpora dos sistemas de sujeción de las piezas: mesa para nesting y consola porta ventosas. 

“Buscábamos una máquina que nos ayudara a fabricar mejor, en menos tiempo y con más comodidad -relata Martí Sarasa, gerente de la firma gerundense-. Ahora cumple medio año en nuestro taller, y estamos encantados. Podemos hacer muchas cosas y, además, muebles muy especiales y, por tanto, entrar en nuevos mercados, diferentes a los que hasta ahora trabajamos”.

Además, SARASA extrae el máximo de las prestaciones del nuevo centro de mecanizado RIERGE, gracias a los programas PROMOB (de diseño) y MASTERCAM (de adaptación del diseño a la máquina) que la acompañan.

EVOLUTION by RIERGE

EVOLUTION, la gran novedad de RIERGE, que estará presente en la próxima FIMMA de Valencia, de 6 a 9 de febrero, tiene la particularidad de que incorpora dos sistemas de sujeción de las piezas:

  • Mediante mesa multifuncional que va planeada y ranurada en secciones cuadradas, operación que se realiza con la propia máquina, lo que garantiza una perfecta perpendicularidad, escuadra y alineación de los tres ejes. La superficie de trabajo está ranurada en cuadriculas de 22 × 22 mm. y 30 mm. entre centros.
  • Mediante consolas porta ventosas de 800 mm. De longitud que se desplazan a lo largo y por encima de la mesa multifuncional con dos ventosas cada uno de las consolas y que incorpora punto de referencia.

Este sistema mixto de sujeción facilita el taladrado en horizontal de las piezas cortadas mediante Nesting.

 

 

En primer lugar, se coloca el tablero entero para el corte y taladrado vertical de las piezas y posteriormente, sin tener que quitar ni acoplar nada en la mesa, recuperamos las piezas cortadas y las colocamos sobre las consolas para el taladrado o escopleado en horizontal.

A nivel de software el sistema carga automáticamente el decalaje de diferencia de altura, sin que el operador tenga que cambiar ningún dato.

Además, la composición del cabezal de trabajo se puede configurar de acuerdo con las necesidades de producción.

“Esta innovación es una formidable ventaja para el carpintero -señala Tomás Sarasa, hijo de Martí-. El cambio de mesa a ventosas es fácil y rápido, sin necesidad de hacer paradas, en un proceso continuo de trabajo. Activamos las ventosas para todos los trabajos con madera maciza y también en las segundas pasadas del tablero, para mecanizar la cara que no pudimos hacer sobre la mesa”.

En pocos meses, y gracias a su salto tecnológico, Fustería SARASA ha captado nuevos clientes y operaciones, de gran volumen y complejidad de trabajo, también en Barcelona y en el sur de Francia: Puertas especiales, mobiliario y armarios a medida … “Si no hubiésemos invertido en el nuevo centro de mecanizado, no habríamos podido aceptar algunos de estos encargos -concluye Martí Sarasa-. Gracias a RIERGE nos hemos afianzado y propulsado de nuevo en un amplio radio alrededor de nuestro emplazamiento, en el noreste de Girona”.

 

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *