miércoles , 13 de noviembre de 2019

La madera natural y un toque rustico, protagonistas.


La tendencia “nórdica” ya se había colado desde hace tiempo en la mayoría de las estancias de nuestros hogares, sobre todo en dormitorios, salones, zonas de lectura o escritorios. Ahora ha llegado también a la cocina, ese centro neurálgico de la casa que cada vez está cobrando más importancia en la concepción moderna de las viviendas.

Así se deduce del estudio “Tendencias Cocina” realizado por la Asociación de Mobiliario de Cocina (AMC) en Espacio Cocina SICI 2019 a través de una encuesta a los fabricantes españoles, que aseguran que el estilo nórdico es la tendencia al alza para el diseño de nuestras cocinas durante ésta y la próxima temporada.

Y es que cada vez más la cocina se está convirtiendo en el espacio más llamativo de la casa y con más movimiento de un hogar, por eso las cocinas nórdicas buscan convertirse en ambientes neutros y apacibles, que nos transmitan sensaciones de paz y calma a través de las líneas pulcras y las tonalidades claras tan características de este estilo.

Los expertos de AMC explican algunas de las características que debe tener el diseño de una cocina para conseguir ese estilo escandinavo que emane calidez y tranquilidad.

Foto de Antalia.

MUEBLES BLANCOS

El blanco será nuestro compañero fiel y la base sobre la que jugar en el diseño de este espacio. El blanco genera sensación de amplitud y proyecta la luz hacia el interior convirtiendo la cocina en un lugar más luminoso, algo fundamental en los países del norte de Europa donde los días son cortos y la luz escasa.

Las tonalidades claras o neutras en las paredes y otros elementos de la cocina también pueden ayudarnos a lograr este toque nórdico. Además, los colores suaves nos sirven para centrar la atención en esos elementos de diseño pensados para destacar. Es muy importante evitar colores extremos y contrastes muy extravagantes, y huir de los acabados brillantes en lacado.

Foto de Steel.

MATERIALES NATURALES

La madera natural es una de las protagonistas en las cocinas de estilo nórdico. Este material las dota de un toque rústico que crea un ambiente cálido y acogedor. En este sentido, la madera noble en vigas, encimeras y otros elementos decorativos se convierte en una apuesta segura.

Una característica diferencial de las cocinas nórdicas y aún poco habitual en nuestro país es el uso de la madera en los suelos, que aporta calidez a cualquier estancia. No obstante, se puede sustituir la madera por materiales porcelánicos que imiten las texturas y tonalidades de ésta como los que ofrece, por ejemplo, Dekton, evitando así los especiales cuidados que exige la madera natural.

Foto de Hitalo.

SENCILLEZ Y FUNCIONALIDAD

Las cocinas de estilo nórdico son la clave para unir en una sola estancia sencillez y practicidad. Estos muebles destacan por sus líneas rectas, simples y sin ornamentos, perfectos para este tipo de decoración que combina a la perfección funcionalidad y diseño tan valorada por los escandinavos.

Su diseño atemporal logra que este tipo de muebles nunca pasen de moda, y que permitan incluso de manera intencionada la mezcla de varios estilos distintos por ejemplo en la zona del office, que debe estar integrada en la cocina como una zona diferenciada para comer y cenar.

Foto de Lino Alonso.

DETALLES DECORATIVOS

Para conseguir un look totalmente nórdico, los muebles deben ir acompañados con accesorios y objetos de decoración que guarden cierta línea de estilo, con diferentes materiales; telas delicadas y accesorios inspirados en la naturaleza, velas o puntos de iluminación, aunque se permiten ciertos toques de colores intensos para resaltar algunos elementos.

Las vajillas y utensilios de cocina también forman parte también de la decoración de una cocina nórdica, exponiendo por ejemplo los cuencos para la fruta como centros de mesa, zonas donde tener la vajilla de un modo visible, y la utilización de plantas y adornos florales en ventanales hechos por ejemplo con lirios, orquídeas, reinas margarita o buganvillas.

Y es que en un ritmo de vida tan cambiante y rápido en el que vivimos día a día, una de las cualidades más valoradas cuando llegamos a nuestra casa es la tranquilidad y, de esta manera poder disfrutar de “la buena cocina hecha en casa” en una atmósfera acogedora y calmada que se consigue con este tipo de tendencia nórdica cada vez más valorada en nuestro país.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.