viernes , 15 de noviembre de 2019

Es una de las conclusiones extraídas del estudio sobre ‘El sector del mueble en Andalucía, estrategias de mejora y oportunidades para emprender’ realizado por Andalucía Emprende.


Andalucía Emprende, dependiente de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, ha elaborado un estudio sobre «El sector del mueble en Andalucía, estrategias de mejora y oportunidades para emprender», que pretende contribuir a la mejora competitiva de las pequeñas empresas y autónomos de este sector, y que fue presentado en Écija, donde cuentan con la Asociación de Empresas de la Madera y el Mueble de la Comarca de Écija (AEMMCE).

En dicho estudio se propone el fortalecimiento de las estructuras de cooperación empresarial, dotándolas de medios que les permitan prestar servicios de valor añadido para las empresas, así como favorecer el acercamiento y mejora del nivel de interlocución de éstas con las Administraciones.

En este sentido, se propone el desarrollo de acciones de capacitación de equipos directivos en planificación estratégica, y el uso de servicios de formación, para la mejora en la capacidad de anticipación ante cambios en el mercado y para la detección de tendencias y oportunidades.

Otra de las conclusiones que genera el estudio es la del desarrollo de una marca potente, que facilite la captación de dicho perfil de clientes, requiere de un trabajo previo de definición de estándares y sistemas de control de éstos por parte de las empresas, y de los productos amparados por la marca, así como el desarrollo de acciones de comunicación con un alto nivel de segmentación que consiga alcanzar a los perfiles de clientes objetivo. En este sentido, sería conveniente reflexionar sobre la utilidad, nivel de reconocimiento y uso comercial del actual marco regulatorio.

La salida exterior es una de las alternativas más claras. Para poder acometer el mercado exterior, es precisa una adecuación de las capacidades empresariales (conocimiento de idiomas, procedimientos, despliegue comercial, etc.), y de adaptación del producto y de formato de presentación a los mercados objetivo. En este sentido, se insiste, por parte de las empresas, en la importancia de la labor de apoyo de los organismos especializados (Extenda, Icex y Cámaras de Comercio) pero se reclama una mejor adecuación de las ayudas a las necesidades específicas de este sector.

MERCADO ESPAÑOL

La ampliación a otras zonas comerciales dentro de España, se presenta como una oportunidad para empresas, fundamentalmente dentro de los grupos G1 (fabricantes artesanales), G3 (fabricantes de mueble de hogar, cocina y baño) y G5 (fabricantes de colchones y somieres). Para acometer la ampliación de zonas geográficas, requiere resolver los asuntos relativos a:

• Presencia comercial para la captación de clientes y mantenimiento de las relaciones. Esta se suele conseguir con agentes comerciales, normalmente multicartera, que, dependiendo de la importancia que otorguen al producto en relación a la totalidad del portfolio comercializado, facilitarán más o menos la rápida implantación comercial en los nuevos territorios.

• De forma paralela, suele ser de suma utilidad la presencia en ferias comerciales fuera de Andalucía.

• Resolver los aspectos logísticos, tanto el transporte como el montaje, crítico este último para algunos productos como es el caso del mueble de cocina.

Dado que el principal elemento diferencial del mueble artesanal de Andalucía, en relación al de otras comunidades autónomas, es precisamente el origen territorial y la capacidad del sector para estimular el desarrollo social y favorecer el asentamiento de la población en zonas rurales, se propone diseñar y ejecutar acciones tendentes a vincular al origen a los principales prescriptores del sector del mueble y la decoración de España, mediante la realización de acciones de promoción en origen, similares a los habituales famtrip del sector turístico.

Estas acciones, tendentes a poner en valor los atributos diferenciales del producto, de los sistemas de producción, del impacto social de los negocios, etc. mediante la visita guiada a los centros productores y el contacto directo con los artesanos, requeriría de un diseño cuidado tanto en relación a las rutas, como en la selección de centros participantes, atención de los participantes, negociación de las acciones de promoción en los respectivos medios, etc.

Desde las asociaciones empresariales del sector, también es recomendable potenciar esta labor de identificación precoz de tendencias en diseño de mobiliario y hábitos de consumo en el sector del mueble, de tal forma que las empresas puedan trabajar en líneas creativas que les permitan anticiparse a competidores nacionales e internacionales.

El estudio recoge una taxonomía basada en la caracterización de los modelos de negocio existentes, incluyendo mecanismos de mejora que podrían implementarse en cada uno de ellos, e identifica variables de competitividad y oportunidades de emprendimiento. El trabajo también incluye las estrategias e iniciativas exitosas en el sector, con el objetivo de que sirvan de referencia para quienes se planteen emprender.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.