Grupo HETTICH en la senda del crecimiento

Con 1.350 millones de euros de volumen de negocio en el ejercicio 2021.

El grupo Hettich, uno de los mayores fabricantes de herrajes del mundo, con sede en Kirchlengern (Alemania), generó en 2021 un volumen de negocio de unos 1.350 millones de euros. Esta cifra supone un 26% más de facturación que el año anterior. El porcentaje de ventas fuera de Alemania se situó en un 74 por ciento. Hettich ha invertido a escala global 79 millones de euros en nuevos productos, edificios y maquinaria. En la actualidad, Hettich cuenta en todo el mundo con más de 7.400 colaboradores, de los cuales más de 3.700 trabajan en Alemania.

El grupo Hettich ha finalizado satisfactoriamente el año 2021. El repunte de la demanda en el mercado del mobiliario, que había comenzado en el segundo semestre de 2020, continuó en 2021. También en el segundo año de la pandemia, la vivienda y el mobiliario con encanto ocupó un lugar destacado en la agenda de los consumidores de todo el mundo. En 2021, muchas personas invirtieron en su hogar.

«Hemos hecho todo lo posible para colaborar con nuestros clientes para que el mayor número posible de consumidores finales pueda disfrutar de nuevas y bellas soluciones de mobiliario», afirma Jana Schönfeld, directora gerente de Hettich Holding. Las cocinas, los sofás y los muebles para la oficina en casa fueron especialmente populares entre las nuevas adquisiciones. Además de los nuevos muebles, los proyectos de bricolaje también ocuparon un lugar destacado en la agenda. Hettich pudo dar respuesta a esta tendencia con sus soluciones para el segmento del bricolaje.

Jana Schönfeld, directora gerente de Hettich Holding, agradece la gran cooperación y los logros conjuntos de los 7.400 colegas, socios y clientes de Hettich en todo el mundo. Foto: Hettich

La alta demanda, uno de los grandes desafíos

Al igual que el mercado en su conjunto, en 2021 el grupo Hettich se enfrentó a un amplio abanico de retos. «A veces había escasez de materias primas, se atascaban las cadenas de suministro o se agotaban las capacidades», comenta Sascha Groß, director gerente de Hettich Holding. Las cadenas de suministro sufrieron una y otra vez interrupciones temporales. Entre otros motivos cabe destacar, por ejemplo, el caos causado por la nieve en la región natal de Hettich, Westfalia Oriental, el Ever Given atravesado en el Canal de Suez y los confinamientos locales en varios países. También a principios de 2021, la destrucción de las instalaciones de galvanoplastia de la propia empresa en Berlín supuso un reto especial para la empresa.

Además, los costes de las materias primas y la logística aumentaron, en algunos casos, de forma explosiva. Y a ello se suma el aumento constante de los precios de la energía. «A nuestros clientes les hubiera gustado hacer aún más pedidos con nosotros. Era importante para nosotros seguir siendo un socio fiable y transparente en estos tiempos difíciles», declara Groß. Los dos últimos años han enseñado a Hettich más que nunca a ser flexible y a seguir adaptándose rápidamente a las condiciones cambiantes. «Todo el equipo de Hettich a escala global está haciendo un gran trabajo. Por ello, estamos muy agradecidos y orgullosos de todos los compañeros y compañeras», concluye Schönfeld.