jueves , 20 de junio de 2019

Diseños menos invasivos y materiales reciclados agradan al arquitecto.


BENITO URBAN, líder y referente en soluciones y productos para el entorno urbano, mostró en BB Construmat algunos de sus productos más destacados en cada una de sus 4 gamas de producto: Mobiliario Urbano, Juegos Infantiles, Iluminación Pública y Tapas y Rejas.

En mobiliario urbano, y de la mano del diseñador internacional Eugeni Quitllet, mano derecha durante 10 años de Philippe Starck, se mostró la familia CITIZEN, que combina a la perfección funcionalidad, ergonomía y diseño.

En Iluminación Pública la familia de luminarias ESSENTIALS, diseñada por Ramón Ubeda y Otto Canalda, formada por un total de 6 modelos nuevos basados en tecnología LED, la familia AVANT diseñada por Mauricio Ginés, con un diseño básico de líneas simples y elegantes, y la luminaria CITIZEN del diseñador Eugeni Quitllet; todas ellas han sido concebidas para todas aquellas aplicaciones de Iluminación Pública que podemos encontrar en un espacio urbano.

Por último y no menos importante nos encontramos con la nueva familia de Juegos Infantiles. BENITO ha contado en esta ocasión con la colaboración especial del diseñador Javier Mariscal. El polifacético autor ha dotado de su toque distintivo a un total de 6 muelles y un columpio. Sello 100% Mariscal.

Construmat se ha convertido en el evento de referencia internacional que activa y acompaña la transición del sector de la construcción hacia un nuevo modelo de crecimiento y desarrollo sostenible gracias a la digitalización, la innovación tecnológica y las nuevas técnicas constructivas.

La pasada edición contó con más de 400 expositores, entre los que se encuentraba BENITO. “Estar presentes en Construmat nos ha brindado la oportunidad de conseguir una promoción mucho más internacional de la marca, además de facilitar las relaciones con profesionales del sector”, afirman desde la compañía.

MUEBLES MENOS INVASIVOS

El fabricante de mobiliario urbano va buscando cada día más una estética poco invasiva. Cada vez hay más modelos de banco que son livianos, simples y finos, que gustan más y más al arquitecto. Porque son poco invasivos y se integran muy bien en el entorno.

Importa también, y mucho, la sostenibilidad y la incorporación al producto de materiales reciclados, incluyendo el plástico.

En este escenario, la madera sigue estando muy presente en todo el mobiliario urbano: Bancos, papeleras, áreas infantiles, vallados, etc. “El cliente sigue prefiriendo madera, que además encaja a la perfección con el compromiso por la sostenibilidad, ya que se trata de un material renovable que, bien gestionado, jamás se agota”.

El color también progresa en el universo del mobiliario urbano. A raíz de su éxito en los parques infantiles. “Muebles coloreados en rojo, verde o azul, sin perder la elegancia; una fórmula válida en cualquier entorno».

Evidentemente, uno de los principales objetivos de los fabricantes de mobiliario urbano es que sus productos sean resistentes al vandalismo. Además de ser bonitos, integrados, lógicos y útiles, estos elementos que nos acompañan en ciudades y pueblos son diseñados y reforzados para afrontar esa amenaza cotidiana.

Los bancos, en especial, incorporan progresivamente tratamientos anti grafiti, que garantizan hasta 20 ciclos de limpieza.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.