domingo , 20 de octubre de 2019

Un mueble con estructura náutica, que perdura en el tiempo.


FLECT es la mecedora moderna. Su diseño traza una linea entre lo antiguo y lo actual, lo artesanal y lo tecnológico.

Con el apoyo de Carpintería MONTANINO, el arquitecto Andrés Mariño, creador de MARINOMAZA Furniture & Lighting, ha emprendido “una aventura loca pero apasionante”. Se propone lanzar al mercado una mecedora con estructura de madera laminada curvada, que combina el trabajo artesanal con el mecanizado exacto y preciso; la simetría y la perfección que se consigue con un CNC de última generación. Se trata de FLECT; un asiento clásico pero a la vez moderno, que evoca una estructura náutica.

Andrés Mariño posa junto a un prototipo de su silla FLECT.

Sobre la base de una carpintería de alta precisión, Mariño mezcla en su trabajo varios mundos. Hace uso de una tecnología muy artesanal que parte de moldes que crea él mismo, hasta conseguir las curvas deseadas en la madera laminada, a modo de la quilla de un barco, encolada con un adhesivo especial que, aunque requiere un tiempo de secado dilatado, garantiza el pegado definitivo y durable de la estructura.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es MARINOMAZA_Flect_14-778x1024.jpg
Para construir FLECT se emplea tiras de madera maciza dobladas al vapor.

Ha sido preciso transitar por un proceso de errores, de avances y retrocesos -reconoce Andrés Mariño-. He confeccionado los moldes en 3D y los hemos mecanizado en un CNC, para alcanzar la máxima precisión”.

MARINOMAZA Furniture & Lighting no persigue fabricar productos seriados sino, más bien, hacer cosas únicas, exclusivas. De ahí que para empezar haya apostado por la mecedora, un mueble que “guarda una relación muy estrecha con las familias, y que perdura en el tiempo por varias generaciones”, expresa Mariño.

La madera es el material elegido, “es un material sostenible y reciclable cien por cien, versátil sin desvirtuarse”, ha afirmado el arquitecto madrileño a Madera Sostenible. Para él, la especie ideal para este producto es el fresno americano “porque flecta muy bien, aguanta los doblados perfectamente”. En ocasiones lo mezcla o combina con otras maderas, también frondosas estadounidenses, para lograr un mayor contraste. Por ejemplo, con el cerezo o el nogal. Y siempre con el cuero como material idóneo para el asiento y el respaldo de sus muebles.

No quería hacer cualquier producto. Deseaba fabricar una silla española, con un diseño moderno”, aclara Andrés Mariño, quien indudablemente ha bebido de arquitectos nórdicos, pero se ha atrevido a dar “un pasito más”.

MONTANINO está fabricando los primeros prototipos de FLECT. Aún no está claro cómo se canalizará este singular producto en el mercado.

FLECT es una silla única en el mundo. Será presentada en la Feria del Mueble de Estocolmo, entre el 5 y el 9 de febrero.

Para abrir boca, la mecedora estará en la Feria de Mueble de Estocolmo, entre el 5 y el 9 de febrero. “Es el show perfecto para empezar”, asegura Andrés Mariño, quien desea agradecer a través de estas líneas ha agradecido la colaboración de MONTANINO, porque “gracias a ellos he pasado de tercera a primera división -concluye-. Han puesto la tecnología y los medios humanos y técnicos de su carpintería al servicio del diseño, y el mercado les premiará por ello”.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.