MUEBLES SALCEDO progresa gracias a la diversificación de su negocio

Exportación, mercado nacional y contract relanzan a la prestigiosa firma de Viana.

MUEBLES SALCEDO nace en 1924 como una empresa familiar. En casi cien años de actividad han cambiado muchas cosas. Entre ellas, las líneas de producto y la forma societaria, que desde 2012 es una cooperativa, conformada por medio centenar de trabajadores de la empresa. “Durante esta última década hemos trabajado en la diversificación del negocio, potenciando la exportación e iniciando un camino en el contract; realizando instalaciones de mobiliario completas en residencias y hoteles, principalmente”, explica José María Martínez, gerente de MUEBLES SALCEDO.

En efecto, la prestigiosa firma navarra está exportando regularmente a Francia, Portugal, Bélgica, Malta y Grecia. Exportación, mercado nacional y contract le han permitido poder mantener la estabilidad del negocio.

INNOVACION, PARA ESTAR A LA ULTIMA

Hacer muebles obliga a “estar a la moda” y seguir de cerca las tendencias del mercado; en formas, colores, acabados, diseños… y para estar a la última es necesario innovar constantemente. Las colecciones duran poco en el mercado, y toca regenerarse con frecuencia y rapidez. “Hay que ser cada día más versátil y productivo, alcanzando el amueblamiento ad hoc al cliente, hacer lo que él quiere -explica José Mª Martínez-. Lo cual impone una flexibilidad máxima en la fábrica”.

Por ejemplo, las máquinas de VITAP compradas recientemente por MUEBLES SALCEDO a MAESMA permiten a la empresa navarra realizar lotes unitarios, que es lo que el mercado demanda mayoritariamente. En plazo, en precio y en calidad. “Hay que estar regularmente invirtiendo, innovando, para seguir siendo competitivos. Tanto en diseño de producto, como en maquinaria, en la formación del personal, etc.”

UN PRODUCTO MUY DEFINIDO

Aunque el destinatario final es el cliente particular, MUEBLES SALCEDO vende su producto a las cadenas de distribución. A la tienda. “Nos gusta que nos reconozcan como un proveedor serio -remarca el gerente de la compañía-. Nos equivocaremos, como todos, pero nuestros plazos de entrega son razonables, prestamos una atención telefónica rápida, antes y después de la venta, ofreciendo una buena relación calidad-precio”.

Salón y dormitorio, moderno y contemporáneo, de gama media, con cinco colores base y otros tres para hacer combinaciones, más dos colores + uno en tres familias de mobiliario clásico, son las grandes líneas de producto que fabrica MUEBLES SALCEDO. Cubriendo una gama muy actual y renovando sus catálogos constantemente, porque el mercado así lo exige.

Con permiso del coronavirus y siempre que el mercado no experimente un frenazo del consumo, el año 2022 debería de registrar un relanzamiento del sector, con la presentación de nuevas tendencias en el Salone del Mobile de Milán. “A fecha de hoy todos somos conservadores, evolucionando un poquito, aguardando la moda que vendrá, con los correspondientes diseños, materiales, formas y acabados. Y para ese momento, estamos preparados –asegura José Mª Martínez-. Por el momento, nuestro objetivo es aumentar nuestras cifras de exportación, donde gustan y mucho nuestras colecciones de mueble moderno”.

ECLIPSE, PARA CHAPEAR PIEZAS CURVAS

La maquinaria para fabricar lotes unitarios está cada día más presente en MUEBLES SALCEDO.

El cabecero moderno incorpora bordes curvos, que hay que chapear. Algo que hasta ahora se hacía en un centro de mecanizado, excesivamente lento para ejecutar este trabajo. Luis Busto, responsable de fábrica en la prestigiosa firma de Viana, encontró la solución en la “Eclipse” de VITAP, “una máquina sencilla, versátil, que ocupa poco espacio y que realiza muy bien la función para la que ha sido concebida”.

Así, MUEBLES SALCEDO ha comprado a MAESMA una canteadora “Eclipse” de VITAP, para el chapeado de piezas curvas. Una máquina semi automática en el canteado, que incorpora además un sistema de fresado, para acabar completamente la pieza.

El canteado se hace a través de un brazo guiado, dotado de una ventosa, que hace que la pieza vaya completamente recta y sujeta, aunque sea muy voluminosa. De hecho, la “Eclipse” incorpora un sistema novedoso para realizar una doble medición para cortar el canto a la perfección, a través de un encoder y un láser. De tal forma que la junta es una de las mejores del mercado.

Brazo guiado y sistema de corte del canto son las grandes aportaciones de VITAP al proceso de canteado en curvo. Si además incorpora el grupo fresador, la máquina compite con centros de mecanizado mucho más costosos. De hecho, la “Eclipse” de VITAP puede cantear piezas de hasta 65 mm. de altura.

BLITZ, PARA TALADRAR Y CLAVIJAR EN TIEMPO RECORD

La “Blitz” de VITAP es un taladro unilateral automático. “Capaz de hacer agujeros de hasta 50 milímetros, es algo que nos interesa mucho a la hora de hacer las excéntricas o tapas, que van a 8 milímetros -explica Luis Busto-. Con ella también taladramos y clavijamos los ingletes en las molduras. Ganamos muchísimo tiempo, basta con programar la máquina, y se pone a trabajar, de forma completamente automática”. Además, la limpieza diaria de la máquina, mediante agua a presión, es rápida y sencilla.

Es una máquina que realiza el tedioso trabajo de colocar la espiga con cola de una manera automática precisa y limpia, con un precio más que interesante”.

En MUEBLES SALCEDO están muy satisfechos con la maquinaria comprada a MAESMA porque, “no son de altas producciones, pero sí nos dan la flexibilidad y versatilidad que ahora necesitábamos -apunta José María Martínez-. En efecto, son máquinas especiales, que se ajustan a necesidades puntuales que tenemos los fabricantes”.

UNA COOPERATIVA QUE MIRA AL FUTURO

Como todas las figuras societarias, la cooperativa es una fórmula que tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Es una vía ágil y útil para transmitir la propiedad de la empresa, cuando no existe relevo generacional y no se encuentra un comprador, como fue nuestro caso -explica José María Martínez-. MUEBLES SALCEDO disponía de un amplio fondo de comercio, un potente know-how y una línea de negocio clara y definida, así como personal formado y preparado para proseguir la actividad”.

Los casi sesenta trabajadores de MUEBLES SALCEDO se sienten muy partícipes de lo que hacen, porque la empresa también es suya y se están jugando su dinero. La implicación en el negocio, y también la flexibilidad en jornada y horario de trabajo son mayores.

Entre los inconvenientes, yo destacaría que hay que saber bien dónde acaba el socio y dónde empieza el trabajador, no mezclar ambas responsabilidades. -opina el gerente de MUEBLES SALCEDO-. Por lo demás, el funcionamiento es semejante al de cualquier sociedad, con un consejo, elegido cada tres años por los trabajadores, que vela por los intereses de la cooperativa”.

El Gobierno de Navarra avaló y apoyó la creación de la cooperativa en 2012, en uno de los años más duros de la crisis, cuando el acceso a la financiación era complicadísimo, y más viniendo de una empresa que había presentado un concurso de acreedores. “Nosotros sabíamos que el negocio era viable -concluye José María Martínez-. Lo estamos demostrando, año tras año, gracias a la oportuna diversificación en mercados y tipología de producto, así como en la flexibilización de nuestros procesos de fabricación”.

Actualmente el gobierno foral está ayudando mucho a las empresas navarras en su camino hacia la exportación. También a MUEBLES SALCEDO, que abre puertas y progresa cada vez en más países de Europa.