SICAM 2022 aguarda una edición muy interesante, para una industria internacional del mueble que bulle de ilusión

Con los espacios de exposición ya agotados y una creciente lista de espera.

Pordenone acogerá del 18 al 21 de octubre la 13ª edición de SICAM -Salón Internacional de Componentes y Accesorios para el Mueble-, que promete estar llena de ideas para una industria internacional del mueble cada vez más viva y en constante búsqueda de innovación, estímulos y relaciones: un mundo de profesionales del sector deseosos de verse y comparar notas en los eventos que cuentan. Los diez pabellones del complejo ferial están todos ocupados, y este año habrá una nueva ampliación del espacio de exposición gracias a la extensión del pabellón 8, que permitirá responder al importante aumento de la demanda de participación que se ha vuelto a registrar este año.

«Esperamos una feria realmente importante», ha declarado Carlo Giobbi, organizador de SICAM, «y esto se refleja también en el hecho de que hoy, a falta de cuatro meses, tenemos una gran lista de espera de empresas interesadas en exponer. Ya hemos confirmado la participación de los principales actores de todos los sectores de productos, y este año asistimos también al regreso de grandes multinacionales a la feria. Creo que la sólida participación de todas estas empresas en SICAM 2022 es la mejor respuesta que podía dar el sector de componentes y accesorios tras los retos e incertidumbres de los dos últimos años».

Los mismos datos comunicados recientemente por Federlegno Arredo sobre el desempeño de la industria nacional del mueble permiten entender el porqué de esta expectativa para SICAM: el primer trimestre del año en curso cerró con un aumento del 24,5% en las ventas de toda la cadena de suministro del mueble nacional en comparación con el mismo período de 2021, con un crecimiento del 27,2% en el mercado interno y del 21% en las ventas al exterior. Se consolidan así los resultados alcanzados en el año récord de 2021 para el sector, que registró una facturación de producción de 49.000 millones (de los cuales 18.000 millones fueron de exportación), con una importante recuperación sobre todo de las exportaciones (un 9,3% más que en 2019 en el caso del mueble-iluminación y un 7,3% más en el conjunto de la cadena de suministro).

Este año, más que nunca, SICAM será por tanto la cita por excelencia para los diseñadores y profesionales de la industria del mueble internacional. El interés registrado en las distintas etapas de la gira de promoción exterior del salón ha sido muy revelador en este sentido. En los últimos meses, SICAM ha estado presente en las principales ferias de los continentes: desde KBB en Birmingham, Inglaterra, hasta Fimma-Maderalia en Valencia, España, y Technomebel en Sofía, Bulgaria, en lo que respecta a Europa; y luego Interzum Bogotà en Colombia y la reciente Indiawood en Bangalore, India. Las siguientes paradas de la gira serán Formobile en São Paulo (Brasil), Fitecma en Buenos Aires y la IWF en Atlanta (Estados Unidos).

En cuanto al mercado internacional, este año el SICAM también contará con la presencia de diseñadores, arquitectos, compradores y periodistas de todo el mundo, que se han instalado en cuatro continentes. De América, se espera la llegada de Estados Unidos, Canadá y México; de África, Kenia, Mozambique y Sudáfrica; y también de Australia y Nueva Zelanda, y de las repúblicas caucásicas de Kazajistán, Uzbekistán y Turkmenistán. Un escaparate fundamental, pero también una puerta de entrada a nuevos mercados y clientes. Para SICAM, la expectativa es consolidar los más de cien orígenes diversos de los profesionales del mueble que ya figuran desde hace años en Pordenone, y garantizar así a las empresas asistentes una visibilidad internacional amplia y, sobre todo, cualificada al más alto nivel.

«El crecimiento constante es una de las características que han marcado toda la historia de SICAM: y esta edición no es una excepción», concluye Carlo Giobbi. «En general, estamos viendo que el mercado internacional del mueble se ha recuperado bien. En consecuencia, este año volverán a crearse en Pordenone muchas nuevas oportunidades de negocio entre las empresas expositoras y los profesionales que nos visiten de todo el mundo. El formato de nuestra exposición, cuyo estilo y ambiente son tan propicios para el desarrollo de las relaciones personales, sigue siendo en este sentido una garantía reconocida y apreciada cada vez por toda la industria internacional del mueble».