AVEBIOM y APROPELLETS muestran su preocupación por una información confusa sobre los pellets de madera por parte de la OCU

El sector de la biomasa está totalmente alineado con la defensa de los derechos de los consumidores.

Desde hace años, la Organización de Consumidores y Usuarios, OCU, realiza campañas de análisis y posterior comparativa de diferentes productores de pellets y otras biomasas, que luego publica en su sección web “Comparador de pellets” y en la revista “OCU Compra Maestra”.

Las asociaciones sectoriales Apropellets y AVEBIOM llevan tiempo advirtiendo a la OCU sobre errores detectados en sus valoraciones por los perjuicios que pueden ocasionar tanto para los consumidores, que reciben información errónea o confusa, como para los comercializadores y distribuidores de biocombustibles, que ven como se desvirtúa la libre competencia del mercado.

El sector de la biomasa está totalmente alineado con la defensa de los derechos de los consumidores. Por esta razón, existen varios esquemas de certificación a escala europea y mundial como ENplus® y DIN PLUS, que certifican la calidad y sostenibilidad de los pellets de madera, o BIOmasud® para otros biocombustibles sólidos.

Estos certificados se apoyan en normas, como la UNE EN ISO 17225-2, que se han desarrollado tras años de trabajo científico, y cuentan con la colaboración de entidades independientes de prestigio que auditan, inspeccionan y analizan con estrictos criterios técnicos y de forma transparente, permitiendo la trazabilidad en todo momento del producto.

Hoy en día, cerca del 90% de los productores de pellets en España está certificado en alguno de estos esquemas, lo que garantiza al usuario que el producto que compra está dentro de los límites establecidos por estas normas y que va a obtener el servicio que espera con total seguridad.

¿TIENE LA OCU CAPACIDAD TÉCNICA SUFICIENTE?

Por supuesto, el sector de la biomasa aplaude la labor de las organizaciones de consumidores que se esfuerzan en identificar los mejores productos para los ciudadanos. Pero Apropellets y AVEBIOM creen que es exigible que cuenten con la capacidad técnica y el rigor metodológico para poder hacerlo con garantías.

Las dudas sobre el proceso de análisis y valoración de OCU se plantean desde el inicio: qué protocolos aplican para recoger las muestras, dónde se realizan los análisis, qué formación técnica poseen las personas que analizan los datos y realizan las valoraciones…

La falta de transparencia en estos aspectos conduce, finalmente, a la publicación de información errónea y confusa para el consumidor, lo opuesto de lo que teóricamente busca la organización.

Apropellets y AVEBIOM animan a los consumidores a buscar la máxima calidad y sostenibilidad en los pellets de madera que adquieren. Tanto en el Blog del Pellet de Apropellets, y en el Blog del Consumidor de Biomasa de AVEBIOM podrán encontrar información veraz y rigurosa sobre el uso de biomasa en sus hogares.