viernes , 15 de noviembre de 2019

Descubre en este artículo cómo puedes ahorrar en tu factura de la luz y el gas con una casa de madera.


¿Sabías que la madera es uno de los materiales que consiguen una mayor eficiencia energética? Y es que gracias a su poder aislante, que permite que el calor o el frío procedente del exterior no entre, sumado a que su obtención no afecta al medio ambiente: no produce humos y, además, es reciclable. Son, sin duda, motivos más que suficientes para apostar por las construcciones en madera.

ESCOGE TU CONTRATO DE ELECTRICIDAD

Como hemos visto anteriormente, la madera es un material que es muy aislante; esto se traduce en que puede mantener la temperatura el interior del hogar muy bien, sin verse afectado por el clima exterior, de tal manera que permite necesitar menos consumo de energía que si no estuviera aislada. En cualquier caso, para que el ahorro sea aún más efectivo, necesitarás contratar una tarifa de luz con Endesa (cuyos principales contratos de luz puedes consultar en este enlace: http://agua2013.es/endesa-tarifas/) o con la comercializadora de tu elección. Recuerda que podrás consultar las tarifas de Endesa o cualquier otra compañía de luz a través del teléfono o de una oficina de atención al cliente.

Por otro lado, en el caso de que vayas a una vivienda de nueva construcción, en la que aún no se encuentra disponible los suministros de energía, tendrás que efectuar el alta de la luz y el gas con tu comercializadora, sea ésta Iberdrola o Endesa, o la que estimes oportuno; estos trámites son obligatorios en todas las ciudades (Valladolid, Madrid y el resto de municipios de España). Estos trámites están regulados por el gobierno, lo que significa que lo hagas con Iberdrola de Valladolid o con otra compañía, los precios van a seguir siendo los mismos para tu vivienda. En este sentido, es imposible conseguir un precio más barato o más caro por la misma gestión.

¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES VENTAJAS DE LAS CASAS DE MADERA?

Analizamos todos los beneficios que te puede dar la madera a tu nuevo hogar.

● Tal y como se ha mencionado antes, la principal ventaja es que la madera es el mejor aislante que se encuentra en la naturaleza. De hecho, puede ser hasta 15 veces más aislante que un muro de hormigón.
● Además de ser un perfecto aislante térmico, es igual de efectivo con el ruido.
● Como la madera no deja pasar la temperatura exterior, la vivienda se mantiene fresca en verano y caliente en invierno.
● Puede conseguir que en tu hogar haya un grado de humedad bueno ya que es un material que la absorbe muy fácilmente.
● Su versatilidad permite utilizarla en piezas de todos los tamaños y utilidades.
● La durabilidad de una construcción de madera es aún mayor que una de hormigón, aunque es necesario hacer una revisión cada cierto tiempo. En caso de no hacerlo, es posible que el tiempo de duración de este material se vea afectado.
● Puede ser reciclada y es biodegradable.
● Construir una casa de madera es mucho más rápido y, por tanto, es menos costoso.

Con tantas ventajas, lo cierto es que se entiende bien por qué el arquitecto Mikel Landa afirma en este artículo que “la madera es el material del siglo XXI”.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.