domingo , 21 de julio de 2019

Para activar la gestión del monte y disminuir el riesgo de incendios forestales.


Esta es la posición de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE), planteada en una jornada técnica titulada “Dinamización del medio forestal y rural para la prevención del incendios”, organizada por WWF España y celebrada ayer en la sede de la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal del MAGRAMA (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente).

Nunca ha habido una explosión de crecimiento tan grande de la masa forestal como en los últimos diez años. El dilema radica en la falta de gestión del monte. Lo que no tiene valor, se descuida, y el riesgo de incendio es mayor. Según COSE, la principal amenaza ante el fuego es el abandono, y la economía del monte es el mejor aliado para su conservación.

Los propietarios forestales son los primeros perjudicados en los incendios forestales. Y hay que darles el mayor soporte posible para ayudar a evitarlos.

Según Patricia Gómez, “la verdadera política contra los incendios es la gestión activa del monte. Una acción de prevención que, además, incorpora un efecto multiplicador de la inversión sobre el territorio”. Según la gerente de COSE, “destinar tanto dinero a la extinción no genera riqueza ni fomenta el desarrollo rural”.

La biomasa forestal, una vía de solución

COSE_Foto2COSE confía en el aprovechamiento de la biomasa forestal para uso energético como una de las formas más eficaces para evitar incendios, al disminuir la continuidad y carga de combustible de las masas forestales. “Para prevenir incendios, hace falta un enfoque de gestión del territorio, y no verlo únicamente como gestión de un combustible, sino combinando varias técnicas y conciliando otros intereses, como la ganadería, e implicando no sólo a los propietarios, sino también a la población local en acciones combinadas y dejando el máximo valor en el territorio, con una gobernanza de abajo a arriba”, ha explicado Patricia Gómez.

COSE confía en el aprovechamiento de la biomasa forestal para uso energético como una de las formas más eficaces para evitar incendios.

Consumo de productos forestales

En opinón de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España, tal como ha dicho su gerente en la jornada organizada por WWF en el MAGRAMA, el monte ha de ser productivo. “Que haya interés por cuidarlo, porque un bosque cuidado, no se quema”, ha recordado su gerente. Quien ha concluido diciendo que “también hay que potenciar el consumo de productos forestales para fortalecer los mercados, como forma de paliar la falta de gestión y el abandono del monte, nuestra mayor amenaza, debido a la falta de rendimiento económico”.

Otros muchos ejemplos de aprovechamiento y comercialización de productos forestales se pueden consultar en la web de COSE, dentro de su proyecto RedFor

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.