viernes , 20 de septiembre de 2019

Irene Baños, periodista.


La periodista Irene Baños, quien trabaja en el canal alemán Deutsche Welle y experta en temas medioambientales, ofreció en el Baskegur Eguna 2019 una interesante conferencia con el título “Los beneficios de la bioeconomía para el sector forestal”.

CRISIS CLIMÁTICA

Frente a la crisis derivada del cambio climático, la alternativa a los recursos fósiles son los recursos renovables y, entre ellos, destaca y sobresale el bosque. Pero según Irene Baños, “la gente desconfía” de cómo se están explotando la madera y los demás recursos forestales.

Contra la contaminación, el bosque. Ante el apocalipsis de los insectos, árboles y biodiversidad. Y frente a la invasión del plástico, la madera. “Entre los primeros beneficiarios de una bioeconomía están los sectores agroalimentario y forestal -remarcó la ponente-. Pero sin apoyo institucional e inversión no será posible llevarla a cabo”.

Irene Baños, durante su intervención.

Usemos mejor lo que ya tenemos y empecemos a usar cosas que desconocíamos que tenemos -apostilló-. Con un desarrollo sostenible y un consumo responsable”.

CONSTRUCCIÓN

El impacto del vigente modelo de edificación y construcción es «aterrador» para el medio ambiente. Por el consumo de energía que requiere, las emisiones que genera, los recursos que requiere, etc. Frente a eso, la construcción con madera precisa de menos energía en su transformación, el material es capaz de almacenar CO2, se generan menos residuos no reutilizables, obtenemos salud y bienestar y ahorramos energía. Irene Baños observa que “existen pocas noticias al respecto en los Medios”. España es el tercer país forestal de Europa, pero solo el 2% de sus viviendas son de madera…

INDUSTRIA

La industria química también tienen mucho que ver con la madera. Con su lignina se obtienen bioplásticos y otros bioproductos como la trementina; idónea para fabricar pegamento, tinta o pintura. Con madera podría desarrollarse la futura industria del automóvil, la cosmética, juguetes, envase y embalaje alimentario…

En el sector textil, las fibras naturales liman terreno poco a poco a las sintéticas. Ya existen prendas fabricadas íntegramente con derivados de la madera. Incluso en la medicina progresa la nanocelulosa para regenerar tejidos humanos…

Este sector tiene que tener ilusión, porque hay mucho por hacer”, concluyó Irene Baños, quien aconsejó a su auditorio persistir y proseguir en su actividad forestal. “Falta gestión porque falta rentabilidad. Y falta reconocimiento y garantías para el selvicultor activo”. Para reconducir este escenario, la joven periodista reclama apoyo institucional, financiación para investigación y desarrollo, estándares modernos de producción y, sobre todo, comunicación a la sociedad.

El sector forestal podría pasar de ser criminal a salvador. Puede ser el Líder, porque maneja el recurso renovable necesario para alcanzar un futuro sostenible”.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.