viernes , 26 de abril de 2019

Utilizar estufas e insertables de leña tiene numerosas ventajas.


En los meses más fríos del año resulta indispensable calentar el hogar para estar cómodo y confortable y evitar contraer constipados o gripes. La leña es un combustible natural que tiene numerosas ventajas. Es una fuente de calor ecológica que resulta muy recomendable para cualquier hogar. Ya sea empleando insertables de leña o estufas, proporciona mucho calor con muy poco gasto.

Las ventajas de calentar con leña

En primer lugar, la leña es una fuente de energía renovable, es decir, tras ser utilizada, puede ser regenerada de manera natural o artificial. Esto deriva en un mayor aprovechamiento de los recursos naturales y en un mejor cuidado del medioambiente.

Además, tiene un elevado poder calorífico y su utilización implica un gasto muy reducido. Al emplear la leña como combustible en el hogar, las familias pueden ahorrar bastante en energía eléctrica y gas.

Los insertables de leña aprovechan muy bien el calor

Los insertables de leña están diseñados para ser empotrados en viejas chimeneas, así como en la ejecución de chimeneas nuevas. Tienen una doble cámara que recupera y genera calor, además de un cristal de vitrocerámica que es capaz de resistir temperaturas muy elevadas, hasta 750 grados centígrados.

Estos aparatos mejoran la combustión y permiten aprovechar mucho mejor el calor. Hacen posible regular el flujo del aire e impiden que el calor se escape. Es, además, un sistema de calefacción muy limpio pues el humo y las cenizas son absorbidos por el propio dispositivo.

Además, constituyen un método muy seguro ya que puede mantenerse la leña encendida sin supervisión pues el vidrio impide cualquier accidente. ya sea en forma de chispas que caen incontroladamente o por el movimiento de troncos.

Las estufas de leña, fuente de calor rentable

En cuanto a las estufas de leña, son la fuente de calor más rentable que podemos elegir pues no implican ningún tipo de gasto eléctrico o de gas. Pueden ser colocadas en cualquier espacio de la casa, desde salones hasta cocinas, calentando de forma casi inmediata y duradera.

Las estufas de leña son también seguras, al no tener poder de explosión y estar cerradas. Se trata, además, de dispositivos con un gran rendimiento calorífico.

En suma, son aparatos ligeros y económicos y hay en la actualidad en el mercado numerosos modelos y tipos, para que cada usuario elija el más ajustado a sus necesidades y más decorativo en función de la disposición de su hogar.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.